Hasta que la muerte nos separe: Una pareja casada 62 años muere con las manos entrelazadas

Creo que todos soñamos con nuestra alma gemela.

Algunas buscan toda su vida esa otra mitad, otros tienen más suerte y encuentran a esa persona que les completa la vida de manera inmediata.

Y así les ocurrió a Tom y Delma Ledbetter – es difícil encontrar una historia de amor tan increíble como la suya.

Dignity Memorial/Ledbetter Family

La historia de los Ledbetter no es una historia de ficción. La pareja se conoció a principio de los años 20 y se hicieron amigos, según Click2Houston. 

Su primera cita ocurrió cuando Tom tenía que “mover su auto”.

“Estuvieron conduciendo en el auto dando vueltas a dos o tres bloques, volvieron al punto de partida y estacionaron. Entonces él le tomó la mano ‘No sé lo que me hizo actuar así” dijo, y me acerqué “dándole un beso en la mejilla” – cuenta Donetta Nichols, una de las hijas del matrimonio Ledbetters.

Dignity Memorial/Ledbetter Family

Tom y Dela se casaron tres meses más tarde y transcurridos 62 años la pareja seguía siendo inseparable.

De este matrimonio nacieron dos hijas, sus nietos y los biznietos. La vida de Tom y Delma estaba llena de amor y sonrisas.

Desgraciadamente, la salud de Delma comenzó a deteriorarse en abril 2017.

Fue ingresada en un asilo de ancianos y, pocos días después, Tom también cayó enfermo.

“Le ingresamos en la misma residencia en la que estaba mamá. Juntaron sus camas así mamá estaba echada al lado de papá, junto a él. Ella estaba dormida y mi padre consiguió tomar su mano y estar juntos los dos. Era algo verdaderamente lindo”, cuenta Donetta Nichols.

Dignity Memorial/La familia Ledbetter

La pareja falleció, con las manos entrelazadas, una hora y media después.

Una de las nietas de la pareja, Stephanie, tomó una foto de los dos en sus horas últimas juntos.

La emotiva foto se difundió inmediatamente por internet llegando al corazón de millones de personas.

“Esta era la forma en la querían marcharse los dos”, explica Nichols.  “No podía haber sido mejor”.

Tom y Delma descansarán juntos para siempre en Restwood Memorial Park en Clute, Texas.

El amor: La fuerza más poderosa del universo.

Tras leer sobre la historia de Tom y Delma, estoy no solamente más convencida de que el verdadero amor existe, sino de que también existe ahí fuera alguien que está destinado a compartir su tiempo contigo.

La pareja fue bendecida y pudo encontrar la mejor manera de estar juntos para el resto de la eternidad. Dale a me gusta y comparte si estás de acuerdo ❤️