La hija nació después de 40 horas de un largo parto – entonces la médico nota algo entre las piernas y se encuentra con una sorpresa

Pocas cosas son tan mágicas como ser padre. Dar todo el amor a una criaturita, ver como va creciendo y provoca alegría a su alrededor. Es algo indescriptible.

Matthew y Nicole Ziesemer esperaban su primer hijo. Estaban preparados. A Matthew incluso le habían regalado una camiseta donde ponía “el mejor padre del mundo”, cuando anunciaron que iban a ser padres.

La pareja sabía que su vida iba a cambiar para siempre. Pero ninguno de los dos tenía ni idea de cuanto iba a cambiar.

Nicole y Matthew Ziesemer estaban preparados. Esperaban tener un embarazo normal con las visitas y los controles rutinarios y la ayuda para un parto en casa de la comadrona,

Esperaban su primer hijo

Ni siquiera se habían hecho una ecografía.

Fuente de la imagen: Facebook/Nicole Ziesemer

La fecha del parto ya estaba prevista pero iba a ser un poco antes de lo previsto.

Tres semanas antes de los esperado Nicole rompió aguas. Estaba en la semana 36 con lo que se dieron cuenta que debían cambiar de planes. En vez de dar a luz en casa tuvieron que ir a Spectrum Health Gerber Memorial Hospital en Michigan, EEUU.

Era finales de diciembre y el tiempo frío y nevado era algo a tener en cuenta. Matthew tuvo que quitar la nieve de la entrada para poder salir con el auto y sobre las cuatro de la mañana llegaron al hospital.

Fueron al hospital

Toda la noche hasta el día siguiente Nicole estuvo con dolores. No fue el parto como habían planeado, sin medicamentos, pero estaban en buenas manos.

Fuentes de la imagen: Facebook/Nicole Ziesemer

En su página de Facebook Matthew cuenta como resultó todo.

”Hicimos un control a las 11:00 y todavía estaba abierta de 7 cm y por primera vez miré a los ojos de mi mujer y vi que estaba a punto de tirar la toalla. Su mirada me puso en tensión” escribe.

Nicole no quería nada de medicinas para ayudar al parto. Sin embargo Matthew vio como su mujer sufría con los dolores.

”Tras ver como ella luchaba durante 30 horas con los dolores, me di cuenta de que teníamos que hacer algo. Entonces solicité consejo al personal sanitario y decidí que empezáramos con una pequeña dosis de medicación para estimular las contracciones. Y resultó eficaz porque finalmente dilató los 10 centímetros.

Dio a luz gemelos

Nicole estuvo de parto empujando cuatro horas y al final la tuvieron que poner la epidural.

Fuente de la imagen: Facebook/Matthew Ziesemer

Tras 48 horas finalmente dieron la bienvenida a Blakely Faith Ziesemer el 30 de diciembre a las 10:06.

Megan Forshee fue la médico responsable del parto. Cuando iba a proceder a sacar la placenta, ocurrió algo que iba a cambiar la vida de los padres para siempre. Notó una cabeza.

A las 11:05 del 30 de diciembre nació un niño a quien pusieron de nombre Cade Matthew Ziesemer.

Nadie en el paritorio, ni los médicos, ni los padres, sabían que Nicole esperaba gemelos.

Fuente de la imagen: Facebook/Matthew Ziesemer
Fuente de la imagen: Facebook/Matthew Ziesemer

La pareja estaba en shock, ahora eran padres de dos preciosas criaturas.

Alguien ahí arriba definitivamente tenían un gran plan para nosotros. Esto muestra que nosotros no podemos controlar realmente lo que ocurre en nuestras vidas”, escribe Matthew en Facebook.

Tanto Cade como Blakeley se encuentran en perfecto estado y están ya todos en casa.

Esperamos que esta maravillosa familia esté sana y que puedan compartir muchos recuerdos juntos durante mucho tiempo.

Los hijos son lo mejor que existe, ¡comparte si estás de acuerdo con ello!