Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

La mamá que golpeó brutalmente a su hija por la tablet – se justifica ahora de esta indignante forma

Hace unos días unas imágenes de una madre golpeando a su hija porque le había escondido la tablet conmocionaron a medio mundo.

Belén Arzola, de Bahía Blanca, en Argentina, golpeó, zarandeó y levantó a la niña tirándole del cabello.

Ahora las palabras de la mamá justificando lo que hizo, nos deja conmocionados.

La abuela de la niña grabó las imágenes y denunció lo ocurrido. Abajo pueden ver las impactantes imágenes, que advertimos de que pueden herir sensibilidades.

 

belen arzola
Fuente de la foto: Facebook

Según informa 24horas.cl Belén Arzola, tras golpear repetidamente y de forma brutal a su hija, justificó sus hechos en una publicación de Facebook en la que decía que la niña “se lo merecía” porque “le escondió la tablet”.

Belen arzola
Fuente de la foto: Facebook

Esta madre escribió en su publicación cosas como:

“Yo soy la madre y tengo derecho a mandar con mis hijas, y ustedes no se tienen que ni meter siquiera ni tampoco escracharme porque la cagada a palos se lo merecía, no le pegué por que quería y ahora todos estos hijos de putas!! Y a mí no me van a quitar mis hijos” .

 Belén Arzola

Parece increíble que esta mujer escriba en su perfil de Facebook que su cargo laboral es “cuidando y amando a mis hijas”. 

Su publicación ha incendiado las redes sociales y ha provocado reacciones como las siguientes:

Aquí puedes ver las imágenes que han indignado a millones de personas y gracias a la cuales se ha podido saber la verdad de lo que estaban sufriendo estas pequeñas.

ADVERTENCIA: las imágenes son muy duras y pueden herir sensibilidades.

Ahora sus tres hijas ha quedado a cargo de la justicia, encargada de buscarles un hogar seguro. Por el momento a dos de las pequeñas las han dejado a cargo de un familiar.

Es increíble que una madre pueda hacer esto a su hija, pero lo que ya me ha dejado sin palabras es que después incluso haya justificado su maltrato. Es sencillamente indignante y no podemos seguir permitiendo estos comportamientos. 

Tenemos que cuidar de nuestros niños e impedir que estas cosas sigan pasando. No me voy a cansar de compartir estas cosas hasta que paren. ¡Te invito a que compartas también! ¡Y bravo por esa abuela valiente!