Nene desaparece sin dejar rastro, 20 años más tarde policía ve que alguien usa la identificación del niño

En 1994, Richard Landers Jr., de 5 años, desapareció de la casa de sus padres en Indiana, EEUU. Después de una búsqueda minuciosa, sin encontrar rastro del niño, el caso fue abandonado. 20 años después, la policía descubre que alguien usa una identificación que coincide con los datos personales del niño. Muy pronto se descubre una verdad mucho más inquietante de lo que uno podría imaginar.

La historia de Richard Landers conmocionó a todo EEUU. Tenía solo cinco años cuando desapareció de la casa de sus padres en Indiana, y durante 19 años, todos se preguntaron qué era lo que le habría ocurrido al niño, especialmente sus padres, que imaginaba que nunca volverían a ver a su hijo.

19 años han pasado sin ninguna respuesta sobre lo ocurrido con el muchacho. Pero de repente la policía consiguió una pista. Alguien había usado una identificación que coincidía con los datos de Richard. Las pistas conducían a una casa y allí encontraron al niño que había desaparecido hacía 19 años.

Los abuelos paternos lo habían secuestrado

Parece ser que Richard Landers Jr no sabía que lo estaban buscando.
“Tengo mucho que asimilar” dice Richard en una entrevista.

La madre de Richard sufría problemas mentales leves, y debido a un divorcio, tuvo que mudarse a una vivienda de protección donde no se permitían niños. Cuando luego ésta consiguió un apartamento propio trató de conseguir la plena custodia de su hijo. Y en ese momento, los abuelos paternos consideraron que no era lo adecuado para el niño.

Tomaron al chico y se marcharon sabiendo que no era lo correcto. Cuando la verdad salió a la luz, los abuelos alegaron que la madre no estaba en condiciones de cuidar al niño. Ella y su anterior novio vivían con el hijo en un auto. Entonces decidieron marcharse con el muchacho para protegerlo de una vida insegura y desordenada.

Defiende a sus abuelos paternos

Cuando Richard Landers Jr supo la verdad, vivía una vida que le gustaba. Tras haber asimilado la noticia y saber que sus abuelos se lo habían llevado sin permiso, hizo una declaración en varios medios:

“Para todos aquellos que sacan conclusiones apresuradas: deberían escuchar toda la historia. Yo estaba donde necesitaba estar. Mis abuelos hicieron lo correcto y no me importa lo que piensen los demás”, afirma Richard a The Daily Mail.

Mira el siguiente vídeo de ABC News:

 Richard Landers no es el único chico que sufre un caso de secuestro. Comparte para difundir el caso en internet.