Un hedor se difunde en la casa de la madre, luego la hija destapa el horrible secreto

Detrás de las puertas cerradas se pueden esconder los secretos más oscuros.

Solo pregúntenle a Joanne Lee en Inglaterra – ella hizo un descubrimiento en la casa de su mamá que ni se puede describir con palabras.

Desde cuando Joanne Lee era pequeña ella sabía que su mamá n era como las otras.

Cuando ella tenía 15 años ella descubrió a su madre tener sexo con su novio Mark de 17 años, una escena que es difícil entender para cualquiera de nosotros.

Pero como la obediente hija que era, ella perdonó a su mamá y trató de seguir teniendo una buena relación con ella, le cuenta Joanne a The Mirror.

La relación se terminó pero la joven Joanne quedó embarazada con Mark y tuvieron un hijo. Pero la vida del pequeño niño fue corta. Él solamente vivió 30 minutos después del parto.

A pesar de que la madre fue descubierta con el novio de su hija, la madre Bernadette siguió su relación con Mark.

El descubrimiento donde la madre que marcó la vida de Joanne. Foto: Shutterstock

La madre trató de esconder su embarazo

Pero Joanne Lee entendió que algo no estaba bien con su madre. Las mentiras se volvían más y más extrañas

Cuando Joanne tenía 27 años y su hermanita tenía 16 años sospecharon que su madre estaba embarazada. Su barriga había crecido y habían escuchado rumores de que la madre le había contando a otros que estaba embarazada.

Pero la historia no se terminó ahí. Las hijas nunca más escucharon nada más sobre el embarazo de Bernadette, pero un descubrimiento en la casa de ella dejó a todos sorprendidos.

Descubrimiento horrible – después del hedor

Un hedor de la casa había comenzado a difundirse, pero las hijas no podían localizar de donde venía.

El hedor venía de un basurero rojo. Joanne metió la mano para sentir lo que había ahí.

– Sentí que mi manó tocó algo que se sintió como la cabeza de un bebé, le dice Joanne a The Mirror.

Ella salió corriendo donde su mamá para confrontarla.

– Ella admitió que había tenido un bebé hacía dos semanas. Ella le preguntó en qué estaba pensando pero insistió en que el bebé había nacido muerto. Pero yo sabía de lo que mi madre era capaz de hacer, le dice al periódico.

Al final enterraron a “Helen”

Después de mucha insistencia pudo enterrar al pequeño bebé, al cual Joanne le puso el nombre Helen. La pequeñita fue enterrada al lado de la abuela.

Pero la terrible historia no se termina ahí.

La policía inglesa llegó a una pesadilla. Foto: Shutterstock

El nuevo descubrimiento – tres nuevos cuerpos de bebés en la casa de la madre

Varios años después de que Bernadatte tuvo que ir al hospital Joanne hizo un descubrimiento más donde su madre.

Otro bebé estaba en el contenedor de basura y otros dos bebés fueron encontrados en una bolsa al lado de la cama de la madre.

– No lo podía creer, dice Joanne.

La policía llegó al sitio y revisó los cuerpos. La mamá Bernadette fue llevada ante la justicia, pero en el tribunal no pudo determinar si los niños habían nacido muertos como la madre le había dicho.

Desde entonces Joanne ha escrito un libro sobre los incidentes con el título ”Silent sisters” (Hermanas calladas, traducido a español).

A pesar de que los niños pudieron ser enterrados de una forma linda los niños nunca recibieron la calma que se merecían. Esta historia me pone furiosa y devastada. Descansen en paz, amados niños.