Un hombre ve algo que le llama la atención a un lado de la carretera: Se acerca y se da cuenta de que está con vida

Estas últimas semanas el invierno ha golpeado con fuerza en una gran parte de países.

Ha hecho mucho frío, mucho viento y ha nevado – especialmente en el noreste de los Estados Unidos. Muchas personas se han quedado atrapadas. La madre naturaleza realmente ha puesto a prueba la infraestructura.

Incluso la fauna animal se ha visto afectada por este terrible clima.

El lunes a las 7 de la mañana un hombre iba hacia el trabajo en Seabrook, Massachusetts, cuando de repente vio algo inesperado en el camino cubierto de nieve, a un lado de la carretera. ¿O eran bloques de nieves desperdigados por la carretera?

Pero tras acercase y mirar el hombre se dio cuenta de que “aquello” tenía vida.

NationalMarineLifeCenter

El conductor se acercó a ese montón de color gris-blanco/negro y se dio cuenta que era una foca que estaba al lado de la carretera.

¿Pero cómo era posible que el animal hubiera llegado a una autopista tan llena de tráfico?

NationalMarineLifeCenter

“Empujada por la enorme inundación”

”La foca probablemente había sido empujada por la enorme inundación que se había producido por la noche a causa de la tormenta”, comenta Ashley Stokes, jefe de salvamento del Centro de Ciencias de las Costas Marítimas (Seacoast Science Center, SSC), a The Dodo.

Si el hombre no se hubiera parado y hubiera ayudado a la pobre foca, posiblemente ésta hubiera sido atropellada, antes o después, por un auto.

”Cuando la inundación la depositó en suelo firme, seguro que la foca se sentía más segura que en el agua, luchando con las altas olas. Pero sin embargo lo que no sabía ella era que la autopista no era el mejor lugar para que estuviera “.

NationalMarineLifeCenter

Un policía se personó en el lugar para proteger a la foca hasta que los voluntarios del SSC consiguieran llevar al animal a un aparcamiento cercano.

Era obvio que esa foca de dos meses de edad no hubiera podido sobrevivir ella sola.

NationalMarineLifeCenter

Débil y enferma

”Nos dimos cuenta cuando llegamos que la foca no estaba bien. Las focas grises suelen ser muy agresivas cuando se acercan a ellas los humanos”, explica Stokes.

”Pero ella nos dejó que nos acercáramos y pudimos ponerla en una caja para transportarla sin que opusiera resistencia”.

La foca estaba evidentemente muy débil y enferma. Tosía y estornudaba, de manera que necesitaba una revisión del veterinario.

NationalMarineLifeCenter

A la foca la llamaron Saco, como el río que corre entre New Hampshire y Maine. A Saco se lo llevaron a Centro Nacional de Vida Marina , y allí el personal trató de salvarle la vida.

“Rápidamente nos dimos cuenta de que su nivel de azúcar en la sangre era extremadamente bajo y que estaba muy deshidratada. Afortunadamente, los rayos X no revelaron ninguna lesión grave, por lo que la principal prioridad ahora es que los niveles de azúcar en la sangre y el nivel de líquido vuelvan a la normalidad. El siguiente paso es lograr que nuevamente comience a comer pescado”.

Mucho mejor

Pasados varios días Saco volvió de nuevo a la vida, despacio pero seguro. Se ha rebelado un poco más, cuando el personal se ha acercado – señal de que está mucho mejor.

”Esta pequeña es una luchadora, pero todavía nos queda camino que recorrer” escribe el Centro Nacional de Vida Marina en Facebook.

¡Cruzamos los dedos para que Saco se recupere y pueda volver a su habitat natural en un futuro cercano!

Hasta entonces la foca puede disfrutar de su piscina en el Centro Nacional de Vida Marina. 

Gracias a todo los amigos de los animales que se responsabilizaron del animal y le ofrecieron toda la ayuda que el animal necesitaba – dale a me gusta y comparte para elogiar a esta gente.