Chica graba vídeo en fiesta sin imaginar el peligro a su espalda – las imágenes se hacen ahora virales

Recuerdo cuando era más joven y, antes de salir con mis amigas, nuestras madres solían decirnos: tened cuidado de que nadie os eche nada en el vaso. Nosotras nos solíamos reír, nos parecía que eran unas exageradas.

Lo cierto es que esas cosas pasan, si no mira estas imágenes que están dando la vuelta al internet.

Dos amigas disfrutaban de un concierto, en el sur de Francia, hace aproximadamente un mes, según recoge El Mundo.

En un momento concreto las chicas deciden grabarse un vídeo, y justo cuando están grabando, se ve cómo un hombre echa algo en el vaso de la chica rubia.

El hombre después se marcha, pero se supone que esperó a que la sustancia que le echó le hiciera efecto, y anulase su voluntad, para robarle. La droga recibe el nombre de escopolamina, conocida comúnmente como burundanga.

Se trata de la droga más usada por violadores y ladrones en discotecas, según afirma  El Mundo.  Aprovechan los descuidos de las víctimas para echarla en sus copas. Las víctimas acaban cayendo en un profundo sueño y no recuerdan apenas nada al despertar.

En este caso, y gracias al vídeo que la víctima grabó, el hombre ha podido ser detenido. Además, como el chico había intentado ligar con las chicas antes, ellas lo recordaban bien y esto ayudó a identificarlo. Pero sin el vídeo no hubiesen podido probar que fue él quien puso la burundanga.

En las imágenes de abajo se puede ver cómo, con rápida habilidad, el atacante echa la droga en el vaso de su víctima.

Fue una suerte en este caso que todo quedase grabado. Creo que es importante compartir este artículo para advertir a todas y todos de que siempre deberíamos tener nuestras bebidas a la vista para evitar ocasiones como esta y sus terribles consecuencias.