Las palabras en el cartel del mendigo confunden a todos, no saben que van directos a su trampa

Cuando estás al volante de un automóvil es importante estar completamente al tanto de lo que sucede a tu alrededor. Sin embargo, hoy en día muchas personas están pegadas a sus teléfonos móviles y es más común que ocupen su atención en ese pequeño aparatito cuanto más falta hace estar pendiente de la vía.

En las áreas que rodean las escuelas o los parques para los niños, es algo que puede tener consecuencias desastrosas. Un niño sale corriendo a la calle y solo con que un conductor mire su teléfono, puede ocurrir lo peor …

Con eso en mente, la policía en Bethesda, Estados Unidos, decidió tomar una firme postura respecto a los conductores que usan sus teléfonos mientras conducen. Pero nada estaba preparado para su método…

YouTube

Una mañana, los conductores en Bethesda, Maryland, se encontraron con un mendigo parado al lado de la carretera. Estaba vestido desaliñado y sostenía en sus manos un letrero en el que se leían unas palabras.

Cuando la mayoría de conductores podía leer las palabras del letrero, ya era demasiado tarde.

Youtube

En el letrero que el hombre sostenía en sus manos se leía: “No soy un mendigo. Soy un oficial de policía del condado de Montgomery en busca de infracciones de mensajes de texto por el teléfono”.

Formaba parte de la llamada “operación de piquete” en la que policías iban de incógnito para atrapar a los conductores cuando menos lo esperasen.

Youtube

El policía parado junto a la carretera estaba equipado con un micrófono inalámbrico. Cuando los conductores pasaban con sus teléfonos, daba la descripción del auto a otros oficiales más adelante en la carretera, quienes los paraban.

Los policías multaban a los conductores por el uso de teléfonos mientras conducían.

Youtube

La campaña se llevó a cabo justo cuando comenzaba un nuevo periodo escolar, ya que existía un mayor riesgo de que los niños estuvieran en las carreteras. En total, se aplicaron 31 multas y 9 advertencias a las personas que habían estado usando sus teléfonos mientras conducían.

Algunos de los conductores no estaban contentos con el hecho de ser atrapados, y tenían todo tipo de excusas sobre por qué estaban usando sus teléfonos. Otras personas más sensatas recibieron el mensaje alto y claro: ¡La seguridad es lo primero!

En el siguiente clip, puede ver a algunas de las personas multadas por la policía:

¿Qué piensas sobre el plan de la policía para atrapar a los conductores con sus teléfonos celulares? ¡Déjanos saber en el apartado de comentarios!

Por favor, comparte esta historia si crees que el uso del teléfono celular al volante de un automóvil debe detenerse de una vez por todas.