Adolescentes apedrearon a unas crías de pato hasta la muerte: “¿Cómo se puede hacer algo así?”

Inga-Lill Dahlborg fue testigo de un hecho terrible hace una semana. Al oír unos ruidos extraños fuera, cerca del agua, por el barrio en el que vive, decidió tomar a su perro y salir a ver lo que ocurría.

Al lado del lago, fue testigo de como un par de adolescentes apedreaban a unas crías de pato hasta la muerte. escriben los periódicos locales Expressen y Dalarnas Tidningar.

Esta espeluznante visión de la que fue testigo Inga-Lill, de 65 años, cerca del lago Dammyran la persigue todavía. La noche después del incidente no pudo apenas dormir.

– Lo tengo grabado en mi memoria. ¿Cómo alguien puede hacer algo así?  Se reían con desprecio – no puedo pensar en nada más ahora, añade  Inga-Lill a Expressen.

andungar, stenades, döds, borlänge
Cerca del lago Dammyran en Borlänge, Suecia, tuvo lugar este terrible incidente. Foto: Wikimedia.

Atacaron a los patos con piedras

Las imágenes que tiene grabadas Inga-Lill en su mente son las de unos adolescentes tirando grandes piedras contra unas crías de pato en el agua. Los observó desde la ventana de su casa y al decidir bajar y acercarse, vio como los jóvenes escapaban rápidamente al ser amonestados por un padre que llegó al lugar del incidente con su hijo, escribe Expressen.

– Pensé que la madre estaba mal herida, y me di cuenta de que trataba de llevar a una cría a la que intentaba mantener con vida. Y entonces empecé a llorar. Le pregunté al padre que estaba también allí que es lo que íbamos a hacer, pero tampoco tenía una respuesta adecuada, cuenta Inga-Lill.

Volvieron al día siguiente

Inga-Lill estaba muy afectada por el incidente y apenas pudo dormir por la noche. Al día siguiente regresó al lago para ver si la mamá pato estaba todavía allí con las crías que habían sobrevivido el ataque de los adolescentes. Y allí estaban. Inga-Lill vio cómo la mamá pato trataba de dar calor a las crías que habían muerto.

– Cuando salió a nadar con las crías vivas vi a las crías muertas que permanecían inertes en el suelo sin moverse, con el calor que la madre les había tratado de dar, cuenta a Expressen.

andungar, stenades, döds, borlänge
La foto no tiene nada que ver con el incidente del artículo. Foto: Pixabay.

Nunca hay razón por la cual alguien deba tratar con maldad y crueldad a los animales. Los padres y otros adultos debemos enseñárselo a los hijos. Ellos nunca deben maltratar a los animales. ¡Dale a me gusta si crees que es necesario recordar esto!