Niña sorda cae 200 metros, pero cuando socorristas finalmente la hallan no está sola

.

Ser joven implica descubrir el mundo y experimentar nuevas culturas y lugares. Algunos eligen quedarse en su país de origen y otros visitan países lejanos o realizan actividades que implican un cierto desafío.

Amelia Milling, de 21 años, no tiene miedo por buscar nuevos retos y decidió escalar en Alaska – por su propia cuenta.

Pero tuvo un problema y cayó 90 metros montaña abajo. Un equipo de rescate en helicóptero la pudo encontrar – y para su sorpresa no estaba sola.

A Amelia Milling le gusta la aventura. Mientras que a muchos de su edad les gusta ir de vacaciones a sitios más tranquilos y mirar sus móviles, ella tiene otro tipo de intereses.

Foto: Youtube

Amelia decidió ir a escalar a Alaska. En un principio todo fue sobre ruedas. Amelia, que es sorda, comenzó a escalar una gran montaña. Pero algo no salió bien.

De alguna manera Amelia perdió el equilibrio y cayó ladera abajo por una montaña. Se deslizó 90 metros hasta que cayó sobre una piedra y rodó golpeándose bastante.

Foto: Youtube

La joven de 21 años estaba totalmente sola en la montaña. Por suerte no se había roto ninguna pierna y pudo andar. Pero tenía un gran problema.

Como había rodado bastante, Amelia no tenía noción de donde estaba. Estaba perdida en un entorno desconocido y no sabía muy bien qué hacer.

Comenzó a tener frío y 24 horas más tarde se dio cuenta de que tenía un gran problema.

Foto: Youtube

Pero pronto ocurriría algo y le dio un vuelco al corazón.

Vio a distancia algo que parecía un lobo blanco. Amelia comenzó a preocuparse, porque no sabía como reaccionarían los lobos ante las personas.

Pero cuando el perro blanco se acercó a ella, vio que tenía una correa en el cuello.

Foto: Youtube

El husky de nombre Nanook, llevaba escrito en la correa la palabra “guía” y era un perro guía que trabajaba en la montaña ayudando a los montañeros que se perdían. Él les enseñaba el camino de vuelta.

Foto: Youtube

Nanook encontró a Amelia, en el momento adecuado y supo que tenía una tarea.

Nanook ayudó a Amelia a buscar el camino de vuelta y se quedó con ella toda la noche para que no tuviera que estar sola.

Al día siguiente, Amelia trató de cruzar el río, pero había mucha corriente bajo el agua.

Por suerte Nanook estaba a su lado. Corrió hacía ella y agarró la correa de su mochila, ayudándola a salir del agua congelada.

Amelia tenía un GPS consigo, para enviar una señal de auxilio por si alguien podía encontrarla. Finalmente decidió pulsar el botón.

Foto: Youtube

La señal fue recibida por un equipo local de rescate que envío un helicóptero de inmediato para buscarla.

La policía estatal de Alaska acudió en su ayuda y la llevó de allí a un lugar seguro, con Nanook a su lado.

Y aunque fue el equipo de rescate quien la desplazó a otro lugar, ella asegura que Nanook fue el verdadero héroe.

”El perro fue realmente de gran ayuda”, asegura el jefe de policía Eric Olsen a News.com.

”Él es la versión de Lassie en Alaska”.

Nanook fue el héroe del día y parece ser que no era la primera vez que este maravilloso perro había ayudado a alguien en las montañas.

Foto: Youtube

El dueño de Nanook sabía de sus heroicas hazañas pero se quedó impresionado por lo lejos que había llegado.

De todas formas no era la primera vez que Nanook había salvado la vida de una persona.

Una pequeña se había quedado atrapada en un río y el perro la había sacado llevándola a un lugar seguro. ¡Qué maravilloso perro!

Mira el siguiente videoclip y sabrás del rescate de Amelia y Nanook. Escucha a Amelia contar su historia: 

¡Qué maravilloso e inteligente perro! Gracias a Dios que estaba allí.

Nanook es un verdadero héroe que estuvo al lado de Amelie todo el tiempo. 

Estos animales de cuatro patas son los mejores amigos del hombre. ¡COMPARTE si estás de acuerdo!

 

Leer más sobre