Pandilla de criminales arrastra a policía al bosque para matarlo – no tenían idea de lo que les venía en camino

Hay una razón por la cual los perros han funcionado como sistemas de seguridad en las comunidades humanas.

Nuestros amigos caninos confían en nosotros, son leales y feroces defensores. Esto es algo que el agente Todd Frazier del Departamento de Policía de Long Beach, Estados Unidos, conoce muy bien, ya que tuvo un altercado con matones que casi le costó la vida.

Todd cometió el error de caer en una trampa tendida por una pandilla de hombres que querían asesinarlo. Poco sabían que Todd tenía un arma secreta… Una que salvaría su vida.

Un día, mientras patrullaba, el agente Frazier se acercó a un automóvil que parecía tener a un hombre inconsciente detrás del volante. Con el hombre aparentemente en apuros, actuó inmediatamente, tratando de mirar dentro del vehículo para ver cómo podía ayudar.

Fue entonces cuando dos hombres más lo emboscaron por la espalda. Los tres atacantes trataron de arrastrar al agente Frazier a un bosque cercano, golpeándolo y diciéndole que iban a matarlo.

Tal y como explica el comisario Bass : “Le dijeron que iban a cortarle la garganta y lo arrastraron hacia el bosque “.

Afortunadamente, sin embargo, el agente Frazier tenía un as en la manga de la cual la pandilla no había tomado nota. Había un clip en su cinturón que le permitía abrir un compartimiento especial en su coche, liberando a su compañero K-9, Lucas, para que lo ayudara.

Tan pronto como Todd presionó el botón, oyó que Lucas, un Malinois, se precipitaba por el follaje hacia él … ¡Y estaba verdaderamente enojado!

“Él lo sabía. Pude oírlo venir “, dijo Frazier. “No pude ver nada porque tenía sangre en mis ojos, pero podía oírlo venir, gruñendo y haciendo sonidos … Sonaba como un lobo. Pensé: ‘Ahora os atrapará’ “.

Lucas llegó a la escena e inició sin dudarlo su propio ataque. Los hombres huyeron, pero se dejaron algo detrás.

El agente Frazier sabe lo afortunado que es: “Tenía tres personas sobre mí y no soy un hombre muy grande, básicamente me dieron una paliza. Y afortunadamente, gracias a Dios, tenía a Lucas aquí, y tenía puesto el botón en el cinturón y cuando pulsé el botón, Lucas saltó del auto y atacó a los tres y huyeron. Por eso es mi héroe “.

Lucas se rompió un ligamento y perdió algunos dientes en el cumplimiento de su deber, pero se recuperó por completo después de recibir la mejor atención de un veterinario. ¡Le entregaron el premio “héroe del año” por su valentía!

Qué buen recordatorio de cuán valientes y heroicos pueden ser los perros. Afortunadamente Lucas estaba a la mano para proteger al Diputado Frazier, porque las cosas podrían haber terminado terriblemente si él no hubiera estado.

¡Comparte esta historia para rendir homenaje a los perros policía de todo el mundo!