Perro con el rostro desfigurado es abandonado por dueños sin corazón: ahora ha sido adoptado por una familia llena de amor

Es incomprensible e imperdonable que alguien pueda dejar a su mascota abandonada en la calle, sin ningún tipo de remordimiento.

Nosotros, que queremos a los animales, sabemos que si alguien no los puede cuidar hay muchas otras personas que lo harían de corazón.

Hay lugares a los que dirigirse en vez de abandonar al animal dejándolo completamente solo.

El perro Phoenix era precisamente uno de estos animales, y ahora finalmente ha encontrado un hogar en el que le ofrecen el amor que se merece.

Cuando se nace con una enfermedad rara, se necesitan tratamientos especiales, en el hospital o, en el caso de los animales, en el veterinario.

Phoenix nació con Lupus eritematoso sistemático (LES).

View this post on Instagram

HOLY #tongueouttuesday

A post shared by Phoenix (@phoenixthedawg) on

Es una enfermedad inflamatoria crónica de tipo reumático. El sistema inmunitario ataca al propio cuerpo cuando se tiene LES. Y esto hizo dudar a los veterinarios, que no estaban seguros de si Phoenix había sido maltratado o no, cuando lo encontraron abandonado en la calle en Oklahoma, EEUU.

La organización animal “Skiatook Paws & Claws Animal Rescue” se hizo cargo de inmediato del muy afectado Phoenix.

View this post on Instagram

@boopmynose #boopmynose

A post shared by Phoenix (@phoenixthedawg) on

Los cambios tras el rescate

Tras ser medicado y recibir atención y cariño, Phoenix ahora se siente bien, teniendo en cuenta las circunstancias, y además ha sido adoptado por una nueva familia que la da el amor que necesita.

Phoenix ha subido de peso, su piel se está curando, juega y ladra, va detrás de las pelotas y juega a diferentes y divertidos juegos, además duerme incluso en su propio sofá para perros.

View this post on Instagram

What’s your #sundayfunday look like?

A post shared by Phoenix (@phoenixthedawg) on

“Su linda sonrisa siempre permanecerá”, escribe la organización en una publicación según el británico Metro.

“Los músculos de su cabeza no volverán a regenerarse. La luz ultravioleta y los rayos del sol hacen que su piel se irrite. Pero no te preocupes, ¡Phoenix es FUERTE!”.

¡Qué viaje has hecho, Phoenix! Es maravilloso que hayas encontrado un nuevo hogar. ¡Esperamos que ahora te desborden con amor!