Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

No tienes que comprar jengibre – así de fácil lo cultivas en la casa

El jengibre es bueno para muchas cosas – este aliño es conocido por ser beneficioso para la salud.

Y claro que no es ninguna coincidencia que el jengibre se ha utilizado como un remedio natural por cientos de años. Es perfecto para hacer té, para la comida y para hacer remedios naturales.

¿Pero sabías que el jengibre también es el aliño perfecto para cultivar por dentro?

No requiere mucho trabajo, le encanta los espacios más fríos y puedes utilizar partes de la raíz de vez en cuando, mientras que dejas que el resto se quede en la tierra para que siga creciendo. Y además es delicioso.

¿Así que por qué no comenzar hoy?

¿Cómo se cultiva el jengibre?

Primero que todo puedes pedir una semilla de un catálogo o puedes ir a una floristería.

Se tarda más o menos 10 meses para que el jengibre esté maduro.

Debes tener una matera y utilizar buena tierra. Elige una matera que sea ancha y abierta, eso es importante porque las raíces del jengibre crecen horizontal.

Youtube

Paso por paso

1. Pon el jengibre en remojo durante la noche, en agua caliente.
2. Llena la matera con tierra y pon las raíces del jengibre hacia arriba con los brotes hacia arriba. Cubre las raíces con 4-5 cm de tierra.
3. Echa mucha agua.
4. Pon la matera en un sitio bastante caliente, que no reciba mucha luz del sol.
5. Mantén el jengibre húmedo con un una botella de spray. Crece lentamente y va tardar unas semanas hasta que veas el resultado.

Wikihow

Resultado después de 3 meses

Tendrás pedacitos de jengibre 3-4 meses después de que el jengibre empeice a crecer.

De esta forma siempre puedes tener jengibre, porque si tratas bien a la planta va seguir produciendo raíces.

No tiene que ser más difícil tener cantidades de jengibre en la casa. Y casi que puedes hacer lo mismo con la cúrcuma. 

Te invitamos a compartir este truco con tus amigos y familiares en Facebook – ¡presiona el botón de abajo! ↘️