Cava un hoyo y usa un neumático viejo – cómo transformar tu jardín con este ingenioso truco

Durante décadas terminaron abandonados en las calles o en el basurero, pero en los últimos años se ha convertido en una práctica cada vez más común reciclar neumáticos viejos. La gente los está usando ahora para crear hermosos accesorios de jardín llenos de vida.

Sí, has leído correctamente. Los neumáticos viejos pueden parecer inútiles a primera vista, pero con un poco de imaginación se pueden convertir en hermosos estanques de jardín.

No necesitas mucho material y es algo que cualquiera puede hacer en su propia casa, incluso es posible jugar un poco con el diseño para que se adapte a tu gusto. Y, lo mejor de todo, al fomentar la biodiversidad en tu jardín, puede hacer que el ecosistema sea más resistente.

Echa un vistazo a los consejos a continuación y mira por ti mismo cómo diferentes amas de casa han mejorado sus jardines con estos hermosos estanques. ¡Eres más que bienvenido a compartir este artículo con tus amigos y familiares en Facebook!

Qué necesitas

  • Un neumático grande
  • Piedras de diferentes formas y tamaños
  • Una pala
  • Una sierra de calar
  • Plástico transparente
  • Grava y arena

Qué hacer

  1. Comience cavando un hoyo en el suelo del mismo tamaño que el neumático. Asegúrate de realizar pruebas con frecuencia para asegurarte de que el neumático se ajusta perfectamente en el orificio, y luego colócalo en su lugar.
  2.  Con la sierra, corta la parte superior del neumático para que se convierta en un borde delgado, como se ve a continuación:

  1. Ahora cubre el neumático con el plástico transparente. Empuja hacia abajo todas las piezas a fondo y asegúrate de que cubra todo el neumático sin dejar espacios abiertos.
  2. Toma la arena y apílala en el interior de la llanta para fijarla en su lugar. Coloca la grava sobre la arena y presiónala hacia abajo con la parte posterior de la pala para que se adhieran entre sí.
  3. Ahora viene la parte divertida: ¡La decoración! Aquí puedes ser creativo con piedras de diferentes formas y tamaños para darle su toque personal. Una vez hecho esto, puedes embellecer el estanque con vegetación, plantas y flores sembrándolos en el suelo alrededor del borde del neumático.
  4. Por último, pero no menos importante, toma una manguera de agua y llena el agujero con agua. ¡Tu hermoso estanque de jardín ahora está listo!

La mejor parte es que puedes hacer que tu estanque sea realmente único.

Puedes elegir entre diferentes rocas, plantas y flores. Puede utilizar pequeños adornos o estatuas, aprovechar los accesorios de iluminación o lámparas. Incluso puedes poner peces pequeños en el agua y crear tu propio ecosistema.

* NOTA: tendrás que reemplazar el agua de vez en cuando, así que fíjate si está demasiado sucia.

Si tienes espacio extra en tu jardín, este es el proyecto perfecto para probar.
¡Comparte este truco con alguien que creas que lo apreciará!