Esta receta japonesa ha tenido enorme éxito en la red – es un pan esponjoso y delicioso

Probar comida de otras culturas siempre es interesante, y yo misma he estado atraída por la cocina japonesa.

¡Siempre invitan a probar interesantes recetas e ideas, que uno nunca hubiera pensado!

Ahora me he encontrado con una de estas recetas que te hace agua la boca. te hace la boca agua. Me refiero a algo que se llama pan lácteo japonés: esponjoso, jugoso, aireado… y con un resultado final que es absolutamente mágico.

Échale un ojo y vas a entender porque este pan ha tenido tanto éxito en tan poco tiempo en internet. ¡Está buenísimo!

Lo que necesitas:

6 decilitros de harina
3 cucharadas de azúcar
1 paquete de levadura seca
2/3 cucharadita de sal
2 decilitros de leche tibia
30 g de mantequilla
Un poco de maicena

Así se hace:

1.  Mezcla la leche y la levadura seca.

2.  Toma un tazón. Vierte la harina y el azúcar, luego mézclalo con leche y levadura seca. Cuando la masa comience a tomar una forma firme, echa la sal.

3. Mueve la masa. Si es difícil de trabajar, puedes cubrirlo con una envoltura de plástico y esperar unos 20 minutos, entonces será más fácil.

4. Trabaja con la masa durante 5 minutos. Aplástala y extiende la mantequilla encima – pero piensa que tiene que estar blanda.

5. Envuelva la masa alrededor de la mantequilla. Trabaja con la masa para que la mantequilla esté “cerrada”, esto es lo bueno de la receta.

6. Coloca la masa en un molde, cubre con una envoltura de plástico y déjala crecer durante 2 horas.

7. Vierte un poco de leche en un tabla de trabajo. Divide la masa y haz alrededor de 12 bolitas.

8. Coloca las bolas en una hoja de papel para hornear. Recuerda dejar algo de espacio entre ellas. Cubre con un envoltorio de plástico y déjalas reposar durante otros 30 minutos.

9. Espolvorea con un poco de maicena en la parte superior de las bolas. Colócalas en el horno, a 180 grados, durante 18 a 20 minutos.

10. Deja enfriar durante 10 minutos – y después ya los puedes probar. Te encontrarás con unos esponjosos y jugosos panes.

Aquí puedes ver cómo se hace y observar de cerca el resultado final mágico:

Oh que pan más rico, lo voy a provar y hornear durante el fin de semana.

Por favor comparte con alguien al que crees que gustarán estos deliciosos panes – ¡te garantizo que te lo van a agradecer!