Desvelado: La desagradable verdad detrás de las zanahorias pequeñas que se silencia

¡No tenía ni idea de esto! Muchos de nosotros comemos zanahorias enanas, más pequeñas de tamaño. Son muy apreciadas, y se pueden utilizar tanto en guisos como en ensaladas frescas.

¿Pero de dónde vienen realmente estas zanahorias pequeñas?

La realidad es que las zanahorias pequeñas vienen realmente de las zanahorias normales que al cultivarlas se ven demasiado “feas” para venderlas en las tiendas.

Para llegar a esas estupendas y sabrosas zanahorias enanas debemos decir que las grandes y feas zanahorias pasan por un largo proceso a través de diferentes máquinas.

– La mayoría de los consumidores no tienen ni idea de lo que comen ni cómo se producen. Hay muchos que creen que los campesinos cultivan esas pequeñas zanahorias y crecen en el campo y aparecen así con ese tamaño perfecto. Comenta el profesor David Just que ha investigado los efectos de las decisiones financieras al Washington Post.

Según el Washington Post, el 70 por ciento de las zanahorias que se comen en los EEUU son zanahorias enanas. Ello implica un impacto enorme en el medio ambiente, en parte por el proceso de fabricación y, en parte, por la solución de cloro en la que se sumergen las zanahorias para evitar la transmisión de enfermedades a otros alimentos. Además, se usa una gran cantidad de plástico para empacar las zanahorias enanas.

La producción de zanahorias pequeñas ha reducido el rendimiento de los agricultores que cultivan zanahorias. Pero lo mejor hubiera sido que los supermercados hubieran comenzado a vender las zanahorias “feas” en vez de las pequeñas.

Voy a dejar de comer de inmediato las zanahorias pequeñas. Comparte el artículo con tus amigos – ¡todos se merecen saber la realidad!