Anciano desesperado corre al supermercado, la cajera echa un vistazo y se niega a ayudar

La era digital ha traído consigo muchas cosas, algunas buenas y otras no tan buenas.

Pero una cosa es cierta y es que han aumentado las estafas. Ahora que es tan fácil conectarse y hablar con extraños, ya sea en la red o por teléfono, somos mucho más susceptibles de ser estafados con ofertas falsas que te roban el dinero que con tanto esfuerzo has ganado.

Muchos de los estafadores eligen a gente mayor como objetivo idóneo, son solo porque suelen ser más confiados o menos inteligentes, sino porque también controlan menos aquellas cosas que la gente joven domina sin problema.

Desgraciadamente, el amoroso abuelo Cecil Rodgers estuvo a punto de ser otra víctima.

Este recibió una llamada de alguien que pretendía hacerse pasar por su nieto. Le dijo que había sido víctima de un accidente automovilistico y que necesitaba ayuda económica. Su abogado se puso al teléfono y le pidió a Cecil dinero.

Cecil entró en pánico y estuvo a punto de enviarle el dinero… pero una mujer afortunadamente lo iluminó con su luz.

 

Cecil Rodgers (Youtube)

Cecil Rodgers, es un hombre mayor de Cincinnati, Ohio, Estados Unidos. Estaba intentando pasar más tiempo con su familia incluido sus adultos nietos, en su casa de Elmwood Place.

Sin embargo, Cecil recibió una llamada desconcertante. En el otro extremo de la línea estaba su nieto mayor.

“Escuchó una voz que decía: Abuelo soy tu nieto mayor y estoy teniendo problemas”  dijo Rodger

Él continuó diciendo: “Me he chocado contra el auto de una mujer que estaba embarazada de siete meses. Me acusaron de conducir ebrio y estoy en la cárcel”.

Luego se puso el abogado al teléfono.

Para ayudar a su nieto, le dijeron que debía ir al supermercado Walmart y hacer una transferencia de 2,300 dólares a otra cuenta. El abogado dijo que recogería el dinero y lo usaría para pagar la fianza del nieto para sacarlo de la cárcel.

El abuelo se apresuró al banco y después a su Walmart local para enviar el dinero a la mayor brevedad.

Mike Mozart / Flickr

El abogado le confirmó que todo se resolvería una vez hubiera recibido el dinero. De manera que el buen anciano corrió a hacer la transferencia.

Como estaba tan preocupado por su nieto, no dudó ni un solo momento de la llamada telefónica – lo único en lo que pensaba era en enviar el dinero.

Una vez en Walmart, Cecil se topó con Audrella Taylor. Y cuando estuvo enfrente de Audrella pensó que ésta haría simplemente su trabajo.

La última cosa con la que Cecil pensó encontrarse, era con una cajera testadura que no quería realizar la transacción.

Audrella preguntó exactamente por qué estaba enviando esa cantidad de dinero.

Cecil Rodgers le dijo la verdad y se abrió a Audrella contándole que se trataba de una emergencia de su nieto mayor. La cajera de inmediato se dio cuenta de que algo no marchaba.

Audrella Taylor (Youtube)

Después de haber trabajado en Walmart durante los últimos cinco años, Audrella había visto muchas cosas. Tenía el presentimiento de que Cecil estaba a punto de cometer un error, y no quería que él fuera víctima de un fraude. Y entonces decidió actuar.

Y ella explica:

“Dijo algo de alguien que estaba encerrado en la cárcel. Que había recibido una llamada y necesitaba enviar 2,000 dólares. Y le contesté: ‘Voy a rechazar al remitente. No te voy a dejar enviar ese dinero. Creo que estás siendo estafado”.

Audrella preguntó si sabía de algún otro miembro de la familia con el que su nieto o el abogado hubieran contactado.

Y comenzó realmente a preocuparse cuando el anciano le dijo que no.

El cheque que paró Audrella Taylor (Youtube)

Lo que más le hizo sospechar a Audrella era que sabía que, en caso de un accidente, la primera persona a la que se debería haber contactado era a la madre del nieto.

Cecil estaba confuso y no entendía porque Audrella lo cuestionaba – él todavía creía que debía hacer lo correcto para su nieto y mandar el dinero sin dilación.

No podía entender por qué alguien intentaría tomar su dinero de esa manera, y ni siquiera había considerado la idea de que no fuera su nieto el que le llamó por teléfono.

Y para empeorar las cosas, el abogado durante la llamada le había advertido de que no contará a nadie lo de la llamada, porque de lo contrario esto perjudicaría enormemente a su nieto, metiéndole en más problemas.

Pero al final, Audrella convenció a Cecil y no envió el dinero.

Los estafadores suelen pedir la cantidad máxima que una víctima puede enviar. (Youtube)

Audrella le dijo a Rodgers que esperara un minuto, se calmara y fuera a llamar a los otros miembros de su familia. Ella creía que así el anciano sabría que su nieto estaba bien, como efectivamente fue. Ella tenía razón.

El nieto estaba a salvo en la universidad.

Al final resultó que la voz en el teléfono no era la del nieto. Y, la segunda persona que tomó la línea tampoco era un abogado.

Se trata de estafadores que habían perfeccionado su oficio de acosar a los ancianos con lo que se conoce como la “estafa de los abuelos”.

Sin embargo, gracias a una experta cajera, él y su dinero se salvaron.

En cuanto a Audrella, su jefe elogió su trabajo: no habría habido manera de que se le devolviera el dinero a Cecil una vez lo hubiera enviado.

El jefe de Audrella comentó que estaba muy orgulloso de ella y al mismo tiempo la familia de Cecil está muy agradecida por su intervención.

Cecil dijo que no tenía mucho dinero por lo que estaba muy agradecido al personal de Walmart por haber intervenido, ahorrándose 2 000 dólares.

“Estamos muy orgullosos de Audrella y de todo nuestro personal del departamento de ayuda al cliente”, dijo el gerente Dominic Gross, explicando que ahora capacitan a los cajeros para que de inmediato puedan ver donde hay posibles señales de estafa, según WCPO.

Es muy importante que cada familia hable con sus mayores y les expliquen las posibles estafas de las que pueden ser víctimas. 

No se deben sentir presionados a la hora de transferir dinero. No deben dar su número de cuenta y otra información personal por teléfono o correo electrónico. 

Lamentablemente, los estafadores a menudo dedican su tiempo a robar el dinero a las personas, sobre todo a las personas mayores. 

Los estafadores se aprovechan de las personas que suelen confiar y no cuestionan demasiado lo que se les piden. No dejes que sea alguien que te importa.

No siempre hay una Audrella que se toma el tiempo de advertir a una víctima y busca información para saber si se trata de una estafa antes de que ocurra. 

Esta historia sirve no solo para elogiar a  Audrella por su acción sino para advertir a los demás de lo que puede ocurrir. 

¡Si te gusta esta historia, por favor compártela para advertir y rendir homenaje a Audrella!