Barriga de mamá no para de crecer – luego médico entra en pánico y pide que sacrifique a su hijo

Chloe y Rohan Dunstan tiene tres pequeños niños. Cuando Chloe quedó embarazada por cuarta vez cruzaron los dedos.

Pero tras la ecografía obligatoria todo iba a cambiar. Porque la ecografía mostraba algo único.

Facebook

No fue la primera vez que Chloe iba ir a un control de rutina. Pero esta vez estaba muy nerviosa, porque la barriga no paraba de crecer. Era gigante.

Pero Chloe nunca se podía imaginar la noticia que los médicos le iban a dar.

Facebook

“Fuimos para hacer una ecografía y cuando vi la pantalla estaba convencida de que veía dos cicatrices.

Después de otra ecografía el médico nos dijo: “Yo te puedo contar lo que ves. Yo veo un bebé aquí y un bebé allí. Empecé a llorar y me puse a temblar. ¿Quieres decir que son mellizos?  No lo podía creer, escribe en Facebook.

Facebook

¡Chloe no estaba esperando un niño, sino tres!

Una vida nueva les esperaba. La “nueva” pequeña familia de cinco personas se iba a convertir en una familia de ocho personas.

En el próximo control de rutina otro sueño de Chloe y Rohan se cumplió. Iban a tener una hija. Pero los médicos también le dieron una noticia fatal. Ella tuvo que tomar una decisión que ninguna mamá quiere tener que tomar.

Chloe estaba esperando dos niños y una niña. Los niños estaban completamente sanos, pero la niña estaba en una situación crítica. Ella no estaba creciendo como debería.

Lo único que podía hacer que sobreviviera era una operación grande – una operación que podía ser de gran riesgo  para los niños.

Tenía que tomar una decisión terrible. Someterse a la operación y arriesgar la vida de todos los niños – o dar a luz a los niños y sacrificar a la niña.

“Pensé en las alternativas, hice mucho research… yo sabía que no podía dejar de luchar por ella. Yo sabía que ella era fuerte porque había sobrevivido hasta la semana 28 sin obtener nutrientes”, dijo Chloe según Little Things.

Facebook

Chloe no podía elegir nada más que darle una oportunidad a los trillizos. Ella sabía en su corazón que estaba haciendo lo correcto.

El parto salió bien, pero los trillizos necesitaban cuidados intensivos inmediatamente.

Lentamente los tres se fueron poniendo más fuertes y Chloe está muy contenta de haber tomado la decisión que tomó.

Facebook

“No me pudiera imaginar una vida sin ella y estoy tan orgullosa de los tre. Tengo muchas ganas de verlos crecer”.

A los dos niños le pusieron los nombres Henry y Rufus y a la niña le pusieron Pearl.

Facebook

¡Aquí están todos los niños reunidos!

¡Pearl, Rufus y Henry están todos muy bien hoy y como pueden ver han crecido un poquito!

Yo ni me puedo imaginar lo difícil que esa decisión tiene que haber sido para la mamá. Pero es fantástico que todos están vivos y bien hoy en día. Te invitamos a compartir el artículo para mostrarle esta linda historia a tus amigos.