Bebé de 14 días muere repentinamente – contrajo el virus del herpes

El 13 de agosto va a ser siempre una fecha especial para Kelly Ineson y Thomas Cummins.

Cuando su hija Kiara de 14 días se quedó dormida para siempre, dejó un enorme espacio vacío pero además dejó muchas preguntas en el aire.

La respuesta que los médicos dieron a la familia, me llena de lágrimas.

Tener un hijo es una de las mayores alegrías que una persona puede tener en la vida.

Cuando los padres ven a su hijo por primera vez y saben que van a formar parte de esta pequeña vida con sus altos y bajos, les produce una enorme alegría.

Pero cuando una vida se va de las manos de los padres, tan solo unos días después de su nacimiento, esto es algo a lo que ningún padre está preparado.

Y para Kelly Ineson y Thomas Cummins esto se convirtió en la mayor pesadilla que experimentaron tras el nacimiento de su hija.

Tras perder aguas, los médicos descubrieron que Kiara había vaciado sus intestinos, mientras todavía estaba en el útero de la madre. Esto es muy peligroso tanto para la madre como para el padre, escribe The Sun.

Gepostet von Kelly Ineson am Mittwoch, 15. August 2018

Obligados a practicar una cesárea tras el descubrimiento

Los médicos entonces decidieron, por motivos de seguridad, realizar una cesárea de urgencia. 48 horas después del nacimiento, los médicos trataron de estabilizar a la niña suministrando antibióticos para que pudiera recuperarse.

Tras un par de días, pudo volver a casa con sus padres, al estar aparentemente sana.

Pero entonces ocurrió lo inexplicable.

Kiara comenzó a sentirse peor y en un control rutinario los médicos vieron que había perdido bastante peso, lo que llevó a sus padres a ingresarla de nuevo en el hospital.

La recién nacida, había contraído justo después del parto el virus del herpes – por un beso que le habían dado.

14 días después del parto – Kiara murió de repente

Como Kiara era tan pequeña, no le había dado tiempo a desarrollar su sistema inmunológico, que la hubiera protegido del virus.

14 días después de dar a luz, la niña se quedó dormida para siempre debido al virus grave.

Una vez más, Kelly y Thomas estaban desconsolados y no sabían cómo actuar después del fallecimiento de la hija.

Gepostet von Thomas Cummins am Samstag, 7. April 2018

Un año después de su muerte – los padres tiene una nueva noticia

Pero un año después un nuevo milagro se produjo inesperadamente

Justo al año de morir Kiara, la pareja ha tenido otro hijo, Theo que nació el 13 de agosto.

Esta será una fecha realmente para recordar.

– Theo es la luz del túnel para nosotros. Kiara jamás será sustituida ni olvidada, dice la madre Kelly a The Sun.

En medio de esta terrible experiencia, tuvisteis a Theo. Y como bien dices Kelly, es la luz al final del oscuro túnel. ¡Os deseamos a todos lo mejor!