Mamá rompe a llorar cuando su bebé nace muerto, ahora advierte a todos los padres por el innecesario error del médico

Dar a luz a un hijo es, para muchos, el momento más feliz y emocionante de sus vidas. Pero para Brooke este momento único se convirtió en la peor de las pesadillas.

Ahora, con todo el dolor de su alma, quiere contar su historia para que no se vuelva a repetir. Ninguna familia tendría que sufrir por algo que se puede evitar.

Fuente: Rumble

Brooke es una madre de 27 años, de Brisbane (California), que esperaba feliz la llegada al mundo de su segundo hijo.

Fuente: Rumble

Pero finales de agosto de 2017 todo se torció.

Brooke de repente sufrió una hemorragia muy fuerte, que la tuvo al borde de la muerte tras perder 1,7 litros de sangre. Estaba en la semana 36 de embarazo.

Las ecografías mostraban entonces que el pequeño que había en su vientre no tenía señales vitales. Brooke sintió que su mundo derrumbaba a su alrededor.

Ella misma le tuvo que dar la devastadora noticia a su marido, Elliot. Él se desplomó y cayó al suelo, y sólo podía decir que no era posible, que eso no podía estar sucediendo. Varias enfermeras tuvieron que ayudarle a ponerse en pie.

Fuente: Rumble

Lo que tendría que haber sido uno de los días más felices de su vida, se convirtió en la peor de sus pesadillas. Brooke tuvo que pasar por el horror de dar a luz a su hijo muerto.

“Mi corazón estaba destrozado. Miré la pantalla del ultrasonido y pude ver el cuerpo sin vida del bebé dentro de mí. Es una imagen que nunca podré borrar de mi mente”, comenta Brooke a Viralista.

Fuente: Rumble

Ahora esta madre, rota de dolor, ha querido compartir las fotos de su recién nacido muerto, para que no vuelva a ocurrir. Porque lo que pasó se podría haber evitado.

Fuente: Rumble

Brooke había sufrido un desprendimiento de placenta, esto significa que la pared del útero se desprende total o parcialmente, algo que se conoce como abrupción placentaria. Este desprendimiento causa un sangrado en la madre que impide el suministro de oxígeno y nutrientes al bebé.

Fuente: Rumble

Las pruebas médicas posteriores revelaron que Brooke padece un poco común desorden genético de coagulación, llamado factor V leiden.

Un análisis de sangre hubiese podido detectar su problema, por eso ahora quiere advertir a todas las futuras madres para que pidan que les hagan este análisis durante el embarazo.

En medio del dolor más terrible, Brooke quiere salvar la vida de otros bebés, para que la muerte de su niño no sea en vano. 

Ayúdanos a compartir su mensaje, su angelito en el cielo nos agradecerá que podemos ayudar a salvar otras vidas.