El papá graba el nacimiento de la hija: La reacción de la bebé tras el parto deja a la sala muda

La llegada de un niño al mundo es siempre un milagro, pero a veces ocurren cosas en la sala de partos que deja a toda la sala con un recuerdo de por vida.

Este fue el caso del parto de Brenda Coelho de Souza en el hospital de Santa Mónica en Brasil.

Los médicos y las enfermeras habían participado en miles de partos, ¡pero ninguno como este!

A Brenda, de 24 años, le tuvieron que practicar una cesárea, y el padre quiso grabar el momento de la llegada de su hija al mundo.

Pero nadie estaba preparado para lo que ocurrió después de que Agata Ribeiro Coelhos naciese, esto pilló por sorpresa incluso a los padres y los médicos.

Justo cuando pusieron a la pequeña junto a la cara de su madre, vieron que las dos comenzaban a enlazarse.

Cuando las dos estuvieron tumbadas una al lado de la otra, ambas cerraron los ojos y Agata hizo algo increíble. La pequeña puso su brazo alrededor del brazo de su mamá y no la soltaba.

Fue un gesto increíble de amor incondicional que no dejó indiferente a nadie en la sala.

Brenda disfrutó este momento único y tan especial. Unos segundos después la pequeña incluso intentó dar un beso a su mamá (aunque la niña quizá solo buscaba el pecho de su mamá para comer).

Qué suerte que consiguiesen grabar este primer contacto tan especial entre madre e hija.

”Fue un instante increíble cuando mi hija me abrazó por primera vez”, cuenta Brenda, y continúa:

“Los médicos fueron fabulosos y todos se quedaron muy sorprendidos de la forma en la que reaccionó la niña, estaban fascinados con lo cariñosa que fue conmigo”.

La pequeña Agata tiene ahora tres meses y el amor entre ella y su madre es más fuerte que nunca.

”Me encanta ser mamá”, cuenta Brenda.

¿A ti también te ha conmovido este mágico momento entre madre e hija? ¡Entonces compártelo en Facebook!