Esposo muere de repente y deja esposa sola con 8 hijos – nadie se dio cuenta de su enfermedad oculta

James Green siempre quiso ser papá, así que cuando su esposa, Cloe, se quedó embarazada, obviamente estaba entusiasmado.

Cuando su segundo hijo llegó al mundo, esta pareja británica decidió seguir hasta tener una gran familia juntos.

Cada vez que Cloe pensaba que ya tenían suficientes, James le guiñaba un ojo y sonreía: “sólo uno más, Clo”.

James adoraba ser papá. Aunque Cloe era una mamá a tiempo completo, James trabajaba desde casa, así que podía estar ahí para sus hijos lo máximo posible.

James era quien llevaba los niños a la escuela y pasaba gran parte de las tardes con ellos también. Era un padre amoroso, enérgico y aparentemente saludable.

Cuando nació el quinto hijo de la pareja con parálisis cerebral, James y Cloe decidieron que ya tenían suficiente. Cloe fue al médico y le colocaron un implante anticonceptivo.

Pero inesperadamente, Cloe se quedó embarazada de nuevo y James dijo que era el destino.

La pareja tuvo a su octavo hijo, después del cual acordaron que su familia estaba completa.

Entonces, el 4 de diciembre de 2015, tan sólo 12 semanas después de dar la bienvenida a su hijo menor, su vida cambió en un instante.

Cloe despertó y se dio cuenta de que James no respiraba.

Facebook/JamesGreen

Cloe y James se enamoraron de adolescentes. Al principio de la relación, James hablaba a menudo de tener hijos. Quería empezar pronto y tener una gran familia.

James era un gran hombre con un corazón de oro y mucho amor para dar.

Facebook/JamesGreen

Cloe tenía 17 años cuando se quedó embarazada por primera vez. Vino de sorpresa, pero ella y James estaba entusiasmados con su primer hijo, Leo.

Después del nacimiento de su segundo hijo, Levi, Cloe y James estaban convencidos de querer una gran familia.

Dos años después, Chloe quedó embarazada de Oliver. Y su primera hija, Megan, llegó poco después.

Facebook/JamesGreen

Muy pronto llegó al mundo la pequeña Miley. Nació con parálisis cerebral, por lo que requería cuidados especiales.

Como criar a Miley requería algunos sacrificios, Cloe y James decidieron que su familia ya estaba completa.

Cloe incluso se hizo colocar un implante para evitar más embarazos futuros.

Facebook/CloeGreen

Pero el destino tenía otros planes. Inesperadamente, Cloe quedó embarazada de nuevo.

“James dijo que estábamos destinados a tener más bebés”, dijo Cloe.

Así es como llegaron al mundo Lacey y Lexi, también con parálisis cerebral.

Facebook/James Green

Como con los otros embarazos, James estaba entusiasmado. Pero ahora la pareja decidió que este octavo hijo sería el último.

Facebook/JamesGreen

James era sin lugar a dudas un super padre. Toda su vida giraba en torno a cuidar de sus hijos, y con ocho niños en casa esto llevaba mucho tiempo.

Incluso siendo Cloe una mamá a tiempo completo, James trabajaba a distancia, así que podía dedicarse totalmente a sus hijos.

Facebook/James Green

“El los llevaba a la escuela, luego iba a trabajar a un café antes de irlos a buscar”, cuenta Cloe. “Entonces se sentaba a jugar o les leía cuentos hasta la hora de dormir. Tenía tanta energía”.

Facebook/James Green

Doce semanas después de dar la bienvenida a Elijah a su familia, ocurrió lo impensable.

Cloe y James se fueron a la cama como de costumbre…

Pero James despertó hacia las 4:30 de la madrugada y actuó de forma extraña. Se sentó en la cama completamente entumecido. Le dio un ataque y dejó de respirar.

Cloe le practicó maniobras de reanimación antes de que llegaran los paramédicos.

“Quería gritar y llorar pero sabía que necesitaba conservar la calma”, cuenta Cloe.

James murió ahí en la cama. Tenía sólo 31 años.

Hyper Intensive Heart Discease

Nadie lo había notado antes, pero James sufría de presión arterial alta.

Tenía algo llamado enfermedad de corazón hipertensiva, una enfermedad del corazón causada por una elevada presión sanguínea de forma prolongada.

Mucha gente que sufre de esta condición tiene la enfermedad sin saberlo y ese era el caso de James.

Y como James no se hacía chequeos médicos regulares, que se recomienda a todos los adultos, nadie sabía lo grave que era la situación.

Facebook/CloeGreen

La muerte de James ocurrió repentinamente y de forma impactante. Sus seres queridos se unieron para ayudar a Cloe, que quedó sola, con el corazón roto y ocho hijos.

“En mis momentos más oscuros me pregunté cómo podría hacer esto sin James. Pero miré a esos pequeños ocho rostros dependiendo todos de mí y supe que tenía que hacerlo por ellos y por James”, cuenta Cloe.

Para honrar a James, Cloe se dedicó incluso más a sus hijos.

Facebook/JamesGreen

Cloe dice que las memorias que tiene de James con sus hijos son lo que la ayudan a afrontarlo todo.

“Amaba ser padre más que nada y me ha hecho ser lo suficientemente fuerte como para enfrentar esta tarea sola”.

Junto con sus hijos, Cloe mantiene la memoria de James viva de forma muy bonita, como inflando globos y dejándolos volar hacia cielo.

Facebook/CloeGreen

Cloe ha tenido que vivir cosas que nadie debería enfrentar, pero de alguna forma se ha vuelto más fuerte tras la tragedia.

Y verla luchar con sus hijos es inspirador.

¡Por favor, comparte esta desgarradora historia para celebrar el coraje de Cloe y rendir tributo a este padrazo!