Esta bebé con síndrome de ”cabello impeinable” conquista las redes sociales

Algunos bebés nacen con auténticas melenas y otros con cuatro pelos y hay que esperar a que tengan unos meses para poder ver cómo va a ser su cabello.

Creo que este fue el caso de esta madre, que hasta los cuatro meses no descubrió lo especial que era el cabello de su hija. Pero lo que seguro que nunca se pudo haber imaginado era que la melena de su pequeña iba a ser tan particular que iba a dar la vuelta la mundo.

Carla McGowan, una madre de Chicago (Estados Unidos), comenzó a sospechar que había algo inusual con el cabello de su bebé, Taylor. Carla se dio cuenta, cuando la nena tenía 4 meses, que era imposible peinarla.

Esta madre decidió entonces consultar con el médico y, a través de unos análisis de sangre, descubrió que su hija padece el síndrome del cabello impeinable. Este síndrome afecta a 1 de cada 100 personas en todo el mundo, y se debe a mutaciones en uno de estos 3 genes, PADI3TGM3 y TCHH. Estos tres genes codifican proteínas que intervienen en la formación del tallo piloso, esto provoca una una rara anomalía del tallo del pelo del cuero cabelludo.

El resultado es un cabello seco, rizado, de color marrón claro o rubio, que se proyecta para fuera, y crece en diferentes direcciones, siendo prácticamente imposible de peinar.

Taylor tiene ahora 18 meses, y en la mayoría de los casos esta condición desaparece en las últimas etapas de la infancia o la adolescencia.

La madre se dio cuenta entonces de que su pequeña Taylor era muy especial, ¡tan especial como Albert Einstein! (se cree que Einstein también padecía de pelo indomable). Así que ahora, esta orgullosa madre, ha creado perfiles en Instagram y en Facebook, a los que ha llamado BabyEinstein2.0.

Con estos perfiles en redes sociales quiere concienciar sobre el síndrome de pelo impeinable y hacer, así, que la gente sea más tolerante cuando se encuentre con niños con esta condición.

“Ser diferente está bien, ser diferente es aceptable, y se debería celebrar”, afirma esta madre.

Estoy totalmente de acuerdo con esta madre, hay que celebrar la diferencia, por eso comparto, y les animo también a compartir este artículo. De esta forma podemos ayudar a que se sepa más sobre esta condición y que la gente lo entienda y respete. ¡Un gran me gusta para esta madre y su pequeña!