Gemelos no pueden dejar de reírse el uno del otro – pero no pierdas detalle del bebé de azul

La mejor manera de conseguir un buen ambiente y tener una buena relación con la gente es sacándoles una buena carcajada.

Me encanta divertirme con mi pareja y cuando surge algún contratiempo entre nosotros, ¡la risa a menudo es la mejor solución!

Lo mejor que te puede ocurrir es encontrarte con personas con las que estás a gusto y llegas a situaciones en las que no puedes parar de reírte. Es como cuando uno comienza y contagia al otro – y los bebés en este vídeo saben exactamente a lo que me refiero.

Se parten de la risa

Son unos mellizos, de 11 meses de edad, que no pueden dejar de reírse sentados en el suelo, mirándose el uno al otro. Tienen una relación especial, porque están muy unidos – pero este momento de risas los conduce a una situación mucho más cercana.

Youtube

No pueden dejar de reírse con solo mirarse el uno al otro. Y lo mismo cuando empiezan a jugar, no pueden parar – el uno incita al otro al juego.

Y este momento continúa hasta que todas las personas que se encuentran en la habitación acaban contagiándose con la risa.

Observa al bebé de la izquierda – yo tampoco puedo parar de reírme.

¿Te contagiaron a ti también la risa estos dos lindos bebés? ¡Comparte estos momentos con tus amigos del Facebook y hazles tener un momento divertido hoy!

 

Leer más sobre