Guardería en el punto de mira después de atar a un niño

El centro de atención diurna o guardería debe ser un lugar donde los padres puedan dejar a sus hijos en un entorno seguro, sin temor de que puedan ser dañados o maltratados.

Al menos eso es lo que uno espera y por eso esta historia es preocupante para tantas personas.

En abril de 2018, Deirdre y Jonathan recibieron una llamada telefónica del Departamento de Niños y Familias de Kansas (DCF), en Estados Unidos.

El departamento había recibido un informe y algunas fotos de bebés envueltos en bolsas de dormir de una guardería.

El DCF les dijo a Deirdre y Jonathan que tenían una fotografía muy preocupante de su hija de 6 meses, Elora, que estaba en la guardería en ese momento.

Alguien había informado de que su hija, Elora, estaba acostada en un saco de dormir, boca abajo, con el saco atado con una gomilla para el cabello.

Los padres preocupados corrieron a DCF.

Youtube

Deirdre dijo a 41 Action News: “Primero, pensé que no había forma de que fuera mi bebé, ¡se ve tan pequeña! Ella está acostada boca abajo, como siempre, pero se ve incómoda, estaba atada. Mi bebé está atada. No puede darse vuelta, no puede sentarse, si tosiera se ahogaría. Me asusté por ella. Ella ha estado en esta guardería desde que tenía cinco semanas de vida. He confiado en estas personas durante toda su vida y me equivoqué “.

De hecho, Elora yacía boca abajo en una cuna, firmemente envuelta en un saco de dormir con una goma de cabello sugetándola.

El denunciante, en este caso, fue uno de los trabajadores del centro, quien tomó las fotografías e informó de lo que estaba ocurriendo, dijo que había informado a los propietarios de la guardería infantil a principios de febrero y a las autoridades a mediados de febrero.

Youtube

La mamá expresó además su indignación diciendo: “Los sacos para dormir se usan con frecuencia. Tengo uno para envolver a Elora cuando voy al hospital. Los sacos para dormir son “más seguros” que las mantas, si se usan correctamente. No usarlos correctamente no es seguro. El sentido común le diría que no ate un saco de dormir en la espalda de un bebé y lo ponga boca abajo (…) ¿Qué se está haciendo? ¿Cómo hago esto ilegal, no solo un error de juicio?”.

Sin embargo, los padres horrorizados estaban a punto de enterarse de que no eran los únicos que recibieron una llamada telefónica como esta…

Si bien los padres pueden envolver a sus bebés en casa en saquitos de dormir, a las guarderías no se les permite hacerlo en muchos lugares. Existe el riesgo de que los bebés se pongan boca abajo. Aquí hay algunos consejos para mantener a tus bebés seguros: 

  • Cuando envuelvas a tu bebé, ponlo tumbado de espaldas, no boca abajo.
  • Asegúrese de que no se de la vuelta cuando lo envuelvas o lo coloques en un saco de dormir.
  • Comprueba si hay signos de sobrecalentamiento en los bebés cuando están envueltos. La sudoración, el cabello húmedo, las mejillas enrojecidas, las erupciones por calor y la respiración agitada son algunos de estos síntomas.
  • Evita las mantas o cobijas sueltas alrededor del área de dormir de tu bebé, podría cubrir la cara de tu bebé y aumentar el riesgo de asfixia.

Así que, mamás y papás, si dejan a sus pequeños en una guardería, ¡asegúrense de que el establecimiento cumpla con todas las reglas y regulaciones de cuidado de niños!

¡Ayuda al compartir esto con tus amigos en Facebook!

 

Leer más sobre