Hombre viola hasta la muerte a niña de 1 año, ahora el poderoso mensaje de su médico conmueve al mundo

A muchos de nosotros nos cuesta entender que existan por ahí auténticos monstruos. Monstruos que abusan, violan y matan a seres inocentes, monstruos que son capaces de las peores aberraciones y que alimentan nuestras pesadillas.

Para muchos chilenos ese monstruo tiene en estos días cara y ojos, el de Andrés Espinoza, el hombre de 30 años que golpeó y violó a una niña de tan sólo 1 año y siete meses, un caso que ha conmocionado y afligido profundamente a todo Chile, donde se ha producido este terrible suceso.

Muchos, en su indignación, han sido los que han reclamado la pena de muerte para semejante sujeto, pero el médico que atendió a Ambar y vio cómo ésta daba su último suspiro, ha dado un paso al frente a través de su página de Facebook: en su publicación explica por qué rechaza la pena de muerte para el hombre que le quitó la vida a la niña.

El doctor Álvaro Retamal es pediatra en el Hospital de San Camilo, en Chile, y fue quien atendió a Ambar Lazcano cuando llegó al centro con graves lesiones. La tía de la niña y su pareja, Andrés Espinoza, les dijeron que la pequeña se había caído, pero las heridas que presentaba dieron una versión muy distinta.

Los médicos determinaron que había sufrido una agresión sexual que finalmente le provocó la muerte.

La pequeña Ambar Lazcano, estaba a cargo de su tía después de que la madre no pudiera ocuparse de ella debido a su problema con las drogas.

Según informó el diario El Comercio, otro tío de la niña se había presentado voluntario para cuidarla, pero fue rechazado por el Servicio Nacional de Menores por ser homosexual.

De este modo terminó Ambar viviendo con quien finalmente sería responsable de su muerte.

El médico Álvaro Retamal, cuenta en un post de Facebook la dolorosa experiencia que fue tanto para él como para el resto del personal del hospital ver a la pequeña Ambar luchar por su vida.

Aun así explica por qué no deberían aplicar al culpable la pena de muerte.

El post dice lo siguiente:

“Que fácil enojarse y pedir pena de muerte para un monstruo como este, criminal que seguramente, como todo UDI, pedía pena de muerte para estos delitos.. y es que es fácil enganchar con esta idea… cuando tuve a Ámbar Lazcano en la unidad y luchábamos por su vida, cuando veías su cuerpo frágil, sus manitas, cuando en medio de todo te dabas tiempo para acariciar su cabecita golpeada y decirle que viviera porque nunca más dejaríamos que alguien le hiciera daño… Cuando tienes la oportunidad de decirle en voz baja y que nadie escuche que viva por favor que no tenga miedo porque hay en esta Tierra personas que estamos dispuestas a quererla… que los tíos y tías que la recibimos en los Andes, que la trasladaron en la ambulancia, que la cuidaron en urgencia en Pabellón mientras se operaba, y nosotros en la UCIP…todos nosotros desde el que hace el aseo hasta los médicos que a veces toman esa fría distancia para no empaparse de tanto dolor… todos estábamos sufriendo acompañando a este bello angelito.. y claro con ganas de que él perpetrador sufriera lo indecible por lo que hizo… Ámbar descansó finalmente de una vida que sólo conoció el dolor.. yo tomé sus manitas cuando partió y sin ser nada… sin ser digno de hacerlo la bendije, solo porque yo estaba ahí y no un sacerdote, no su padre. Lo que siento hoy no es deseos de que maten a nadie, cuestión que no soluciona nada… hoy siento que debimos estar ahí… antes que todo pasara para Ámbar y para tantos otros… más fácil pedir pena de muerte… pero por qué no convertimos tanto odio en Amor y protección para nuestros niños? Porque ellos son de sus padres pero también de todos los que callamos, no sabemos o no queremos saber que pasa con ellos.. el llamado tiene que ser a organizarnos para proteger a los niños que nos rodean en este Valle entre cerros y cordillera eso si puede ser de ayuda… pedir la muerte de un monstruo solo un desahogo”

Que fácil enojarse y pedir pena de muerte para un monstruo como este, criminal que seguramente, como todo UDI, pedía…

Posted by Alvaro Retamal Matus on Sunday, 29 April 2018

 

Como sociedad debemos construir un entorno donde situaciones como las que vivió Ámbar no puedan ocurrir. Como dice este médico, condenar a alguien a muerte no ayuda a cambiar las cosas.

¿Estás de acuerdo? Te invitamos a dejarnos tu opinión en el apartado de comentarios.