Joven almuerza solo durante 4 años: luego grupo se acerca hacia él y cambian todo

La cafetería de la escuela puede ser un lugar desalentador para algunos niños, ya que no todos tienen ese amigo especial con el que pueden sentarse.

Encontrar el lugar adecuado para sentarse no es fácil cuando no tienes amigos. La soledad no siempre es algo que eliges, a veces simplemente no conoces a las personas con las que haces clic.

Esta historia es un recordatorio importante de que todos debemos cuidar a las personas que están sentadas solas; la historia de Andrew es un recordatorio importante para cuidar de esos niños necesitados.

Andrew Kirby a menudo se sentaba solo a almorzar en la cafetería de la escuela. De hecho, Andrew se había sentado solo en el almuerzo todos los días durante cuatro años durante la escuela secundaria.

Esto era algo que preocupaba a su madre Kay. Todos los días enviaba un mensaje de texto a su hijo sabiendo que comería solo y jugaría con su teléfono celular para pasar el tiempo.

Había pasado todos sus días de escuela comiendo solo y ella estaba preocupada sobre qué pasaría cuando él comenzara el instituto. ¿Cómo sería para su niño? Pero resulta que ella no tenía nada de qué preocuparse.

Posted by TylerandKay Kirby on Thursday, 20 March 2014

El primer día en su nuevo instituto sería uno que ninguno de los dos olvidaría.

This isn't your typical "First Day of School" post. This is a SHOUT OUT to the Boiling Springs High School Student…

Posted by TylerandKay Kirby on Monday, 20 August 2018

Ella lo recogió en su primer día de clases con la esperanza de que él hubiera tenido un buen primer día, pero en el fondo le preocupaba que hubiera comido solo.

Kay escribió en una publicación de Facebook que, tan pronto como Andrew subió al automóvil, dijo: “¡Mamá, no comí solo! Algunos miembros del consejo estudiantil nos pidieron a mí y a otros tres que comían solos que vinieran a sentarse con ellos, y dijeron que podíamos comer con ellos mañana también.”

La madre de Andrew estaba encantada. Después de cuatro años, su amado hijo finalmente había dejado de estar solo en el almuerzo. Andrew estaba realmente emocionado al regresar al instituto al día siguiente y su madre quedó muy agradecida con los estudiantes de gran corazón que sabían que un simple gesto de unirse a ellos era todo lo que se necesitaba para mejorar la vida de su hijo.

Ella acudió a Facebook para rendir homenaje a los amigo de su nueva escuela y escribió lo siguiente:

“Es posible que estos estudiantes no pensaran que esto era un gran problema, pero fue una respuesta a una oración y un gran estímulo para Andrew. ¡GRACIAS a esos estudiantes, marcaron la diferencia hoy!”

Andrew amaba ser parte de un grupo, su madre le dijo a Fox Carolina.

“Me hace sentir feliz comer con la gente”, dijo.

Posted by TylerandKay Kirby on Thursday, 20 March 2014

A veces, un gesto aparentemente pequeño puede marcar una gran diferencia en la vida de otra persona.

Lo que estos adolescentes hicieron por Andrew es un ejemplo maravilloso para todos nosotros. Por favor comparte para difundir este importante mensaje.