Kevin nació sin manos ni piernas – ahora el gobierno de su país quiere que demuestre que no pude trabajar

Todas las personas somos únicas a nuestra manera. Pero esto supone también que algunos no crecen en las mismas condiciones que otros.

Algunos damos por sentado que todos debemos nacer sanos. Pero hay muchos que luchan contra una discapacidad o enfermedad.

Pero no por ello tienen menos valor. Lo que ocurre que el día a día debe solucionarse de manera diferente y hay personas que necesitan más ayuda.

Para Kevin Donnellon de Gran Bretaña, su vida comenzó de forma muy distinta al resto.

Kevin nació sin piernas ni brazos como resultado de la talidomida, un medicamento cuyos efectos secundarios afectaron a mujeres embarazadas, provocando el nacimiento de bebés sin extremidades.

En el Reino Unido hay alrededor de 2000 personas que viven así por la talidomida. Solo 500 de ellos alcanzan una edad superior a 50

Se vio obligado a mostrar una prueba de que no puede trabajar

Kevin hoy tiene 58 años y vive gracias a una pensión, ya que no puede trabajar.

Tiene una educación de posgrado y ha dedicado su vida a trabajar con adultos con discapacidades de aprendizaje.

Pero ya hace tiempo que no trabaja.

– Mi último trabajo fue hace 15 años. Actualmente no estoy del todo sano. Tengo muchos dolores a consecuencia de las piernas artificiales que debo usar a menudo. Las prótesis no eran tan buenas antes. También tengo diabetes del tipo 2, comenta Kevin a The Mirror.

Críticas hacia el gobierno: “centrado en las personas discapacitadas”

Pero ahora cuenta Kevin que tiene que demostrar al gobierno que no puede trabajar.

– El gobierno se dirige a las personas discapacitadas. Tengo muchos amigos que están discapacitados. Tienen miedo de recibir una carta como esta donde se les informa que ya no recibirán más dinero, cuenta Kevin y continua:

– Dos veces al año me he visto obligado a rellenar el formulario. Y ahora tengo que hacerlo una tercera vez. Menudas navidades.

Los formularios continúan llegando y ahora el gobierno quiere ver una evidencia real del motivo por el que no puede trabajar.

– Por favor, mis piernas y mis brazos no han crecido durante el año, dice Kevin.

¿Qué opinas al respecto? Deja tus comentarios en nuestra página de Facebook.