La enorme barriga de la madre deja al hospital con la boca abierta – da a luz al bebé más grande que el médico ha visto nunca

Chrissy Corbitt, de 29 años, es una mujer acostumbrada a dar a luz a bebés grandes.  Sus dos primeros hijos pesaron 4 y 4,5 kilos respectivamente.

Pero nadie estaba preparado para lo que iba a ocurrir en su cuarto embarazo…

Era el año 2017 y Chrissy, una madre de Keystone Heights, en Florida, se acercaba a su fecha de parto.

Su barriga era enorme.

Facebook

”Era como si tuviera una enorme pelota de playa. Y el gran balón crecía y crecía”, cuenta el marido de Chrissys, Larry.

Chrissy había padecido diabetes durante sus embarazos previos. Altos niveles de azúcar hacen que durante los tres primeros meses aumente el riesgo de deformaciones en el feto.

Y si los niveles de azúcar son muy altos en los últimos tres meses del embarazo, el feto puede crecer más de lo normal, lo que también puede conllevar complicaciones en el parto.

Los médicos creyeron que su pequeña pesaría 4 o 4,5 kilos al nacer.

La niña, a la que llamaron Carleigh, nació por cesárea, con una semana de antelación. Cuando sacaron a la niña, la mamá pudo escuchar las exclamaciones de sorpresa en la habitación. Ella pensó que era un poco raro, nunca antes había pasado eso.

Cuando la enfermera dijo cuánto había pesado la bebé, fue cuando Chrissy entendió el alboroto en el hospital.

“Cuando él (el médico) me dio a la niña, dijo algo así como “este bebé no acaba nunca”, cuenta Chrissy.

La madre no podía creer lo que veía.

Facebook

”Era como si hubiese dado a luz a un niño de 3 años”, cuenta Chrissy.

Carleigh era la recién nacida más grande que el médico Eric Edelenbos ha traído al mundo. Cuando fue puesta en el peso, una murmullo recorrió la sala.

Facebook

¡5,9 kilos marcaba el peso!

Su hija era tan grande que Chrissy y Larry donaron la ropa de bebé que habían comprado para ella. Necesitaron también pañales más grandes de lo que habían pensado. La niña necesitó ropa de bebé de 9 meses.

Pero, aparte de su peso, Carleigh es una bebé normal.

“Es una niña feliz y sonríe todo el tiempo. Me encanta estar con ella”, cuenta Chrissy.

Facebook

A pesar de su peso, Carleigh no es, ni de lejos, el bebé que más ha pesado al nacer. Según recoge el libro Guinness de los récords, en 1879 nació un bebé que pesó 10,7 kilos, ¡Dios mío!

¿Tienes alguna anécdota de algún parto? ¡Comparte el artículo y tu historia en los comentarios!