Le dicen a la mamá que su bebé tiene solo un 2% de posibilidades de sobrevivir, mira cuando la enfermera se gira y ven su transformación

La vida a veces sencillamente se precipita.

Y esto eso precisamente lo que le pasó al pequeño Cullen Potter, quien decidió venir al mundo de forma precipitada, lo que puso su vida en un riesgo mortal.

Los médicos le dieron un 2% de posibilidades de sobrevivir, pero Cullen tenía sus propios planes.

Molli estaba apenas en la semana 22 de embarazo cuando su cuerpo comenzó a enviarle señales de que había llegado la hora, el pequeño Cullen quería salir a ver el mundo.

Cullen pesó al nacer tan solo 400 gramos, y su cuerpecito no estaba aún lo suficientemente desarrollado.

Los médicos le dijeron a su madre que Cullen tenía apenas un 2% de posibilidades de sobrevivir. Y si sobrevivía, era muy probable que tuviese alguna secuela o discapacidad, escribe La República.

Pero Cullen era un luchador y sus papás no iban a dejarlo solo en su lucha.

“Si él estaba peleando, íbamos a pelear sin importar nada”, cuenta el padre del niño, Robert Cullen, al portal AL.com. 

No se lo pusieron fácil.

Sus padres, Robert y Molli, tuvieron que pedir asistencia en 16 hospitales diferentes. Finalmente el pequeño fue ingresado en la unidad de cuidados intensivos del hospital  del Niño y Mujeres de la Universidad del Sur de Alabama , Estados Unidos, escribe La República.

La familia tuvo que pasar en el hospital 160 largos días, en los que el pequeño Cullen fue mantenido bajo estricta vigilancia médica, hasta que logró llegar al peso de 2 kilos y medio.

Y entonces llegó el feliz día en el que Molli pudo oír las palabras que tanto deseaba: puede llevarse a su hijo a casa.

Cuando recibió la buena noticia, Molli no se lo pensó, fue directamente a comprarle a su hijo un traje de graduación, con birrete incluido, del pequeñísimo tamaño de Cullen.

El día que Cullen recibió el alta médica, lo vistieron con su toga y su birrete y una enfermera lo paseó en brazos en alto por el pasillo del hospital, seguido por los orgullosos padres del pequeño. El emotivo momento fue grabado y compartido en Facebook por USA Children’s & Women’s Hospital ¡y tiene ya 18 millones de visualizaciones en Facebook!

Es tan tierno… ¡No te lo pierdas!

¡Sigamos compartiendo el momento estelar de este pequeño luchador. ¡Él y su familia se merecen este reconocimiento y toda la suerte del mundo en el futuro!