Madre apoya a su hija durante el parto de su primera bebé – ahora se le prohibe estar presente tras su extraño comportamiento

Cuando una mujer va a dar a luz, siempre es importante estar preparada y si puede recibir el apoyo de su familia es mucho mejor.

Pero siempre hay cosas que no se pueden planear. Y es que el parto puede desarrollarse de cualquier manera.

Para una mujer, era importante que su segundo hijo tuviera un comienzo distinto al nacer, ya que su madre tuvo un comportamiento extraño durante el parto de su primer hijo.

Puede ocurrir cualquier cosa en un parto. Este puede ser rápido pero también puede ser un parto de varias horas, más de lo esperado en un principio por la madre y el personal de hospital.

Pero cuando el bebé nace, ya no es tan importante como se ha desarrollado todo el proceso del parto. Todo el dolor desaparece ante ese amado hijo.

Y así fue para una madre que daba a luz su primer hijo. Había evidentemente mucho nerviosismo en el ambiente y ella decidió tener a su madre durante el parto, como apoyo.

Incluso antes del nacimiento, la futura madre tenía ciertas dudas en torno a su madre, pero decidió dejarlo como estaba, pensando en el bebé.

La mujer cuenta cómo su madre quiere muchísimo a sus nietos, pero no sabe exactamente poner los límites, escribe The Mirror.

Seis horas de parto – entonces la madre hace algo extraño

Dicho y hecho, era el momento de dar a luz a su primer hijo y el parto duraba ya más de seis horas.

En el paritorio estaba el marido que le sujetaba una pierna cuando la mujer empujaba y su madre que le sujetaba otra.

– “Tras 20 minutos empujando vi la cabeza de mi hija. Entonces mi madre empieza a decir que el pelo de la bebé es precioso y se acerca a mi vagina para tocarle el cabello al bebé. Supongo que hizo esto porque quería ser la primera en tocar a la bebé”, cuenta la mujer.

Mantiene la promesa al nacer su otro hijo

Pero en mitad del duro parto, la mujer no puede más y le pide a la madre que se marche del paritorio.

– Mi hija nació con una mata de pelo encrespada en la cabeza porque mi madre se lanzó a tocarla. Decidí que se fuera de allí y no la voy a dejar que vuelva a pasar en un futuro.

Ahora espera su segundo hijo y mantiene su promesa, su madre no podrá asistir al parto de su nieto.

¿Qué opinas? Es correcto que una hija prohiba la presencia de su madre durante el parto. Deja tus comentarios en la página de Facebook.