Madre entra en pánico cuando su hijo de 3 años desaparece – al día siguiente un extraño ve una pierna en un campo

Dyton Logalbo, de 3 años, estaba jugando un día en el jardín de su casa, pero las cosas se torcieron de la peor de las maneras. De repente la madre se dio cuenta de que no veía al pequeño, el niño había desaparecido en un campo cercano.

Lo que había sido, hasta entonces, un precioso día jugando en el jardín terminó en pánico, con una dramática búsqueda del pequeño.

Fuente de la imagen: Facebook / WLUKTV

Era un sábado normal y Dyton, de 3 años, estaba jugando en el jardín de su casa. Su madre estaba pendiente de él mientras, a la vez, hacía algunas tareas de jardinería, pero la advertencia de que no fuese hacia el campo vecino llegó demasiado tarde.

Lo que iba a ser una día tranquilo pronto dio un giro completo.

Fuente de la imagen: Facebook / WLUKTV

Desapareció sin dejar rastro

Dyton había desaparecido en un campo cercano a su casa, y no había pista de por dónde podía estar. El campo estaba sembrado de maíz y su madre le había advertido de que no se adentrara en el maizal, pero el pequeño ignoró su advertencia. Cuando la madre vio que lo llamaba y el niño no volvía, ella misma, en pánico, fue hacia el campo para buscarlo, pero el niño no aparecía por ninguna parte.

Inmediatamente después, su madre comenzó a preocuparse. Los campos de maíz suelen ser espesos y cuando el maíz crece puede llegar a ser casi imposible ver más allá de unos pocos metros.

La madre llamó entonces a la policía, que rápidamente corrieron hacia el lugar para buscar a Dyton. Tenían que encontrar al niño, y pronto.

Fuente de la imagen: Facebook / WLUKTV

Bomberos, drones, perros y dos helicópteros se afanaban en la operación de rescate, pero tras varias horas sin señales de Dyton.

Las noticias de su desaparición se difundieron rápidamente y en poco tiempo eran 600 personas las involucradas en la búsqueda.

Peinaron el campo en su búsqueda. 20 horas después, realizaron un repentino descubrimiento.

Fuente de la imagen: Facebook / WLUKTV

Una pierna asomando

Un voluntario que participaba en la búsqueda vio una pierna que sobresalía de entre un matorral. El hombre, Tom Andraschko, miró de cerca y allí encontró a Dyton, sentado solo y asustado.

“Me alegré de verlo sentado, a salvo y bien. Solo tenía miedo. Mucho miedo,” dijo Andraschko  a Washington Post.

Fuente de la imagen: Facebook / WLUKTV

En cuanto lo encontraron le dieron agua y comida y lo llevaron después al hospital. Estaba aterrorizado y tenía mucho frío después de haber pasado tanto tiempo solo en el campo, pero no estaba herido.

La búsqueda, que había durado 20 horas, fue una pesadilla para la familia Logalbo, que finalmente tuvo un final feliz.

Por favor comparte este artículo para recordar a todos lo importante que es no perder nunca de vista a los niños. Los pequeños pueden escabullirse rápidamente, y seguro que lo harán, si tienen la oportunidad. Qué bueno que encontraron al pequeño Dyton antes de que fuese demasiado tarde.