Madre enviada a casa con pastillas para el dolor – murió en Navidad después de un error médico

Perder a alguien a quien amas te produce un dolor indescriptible. Pero si además la persona a la que quieres, antes de morir, buscó ayuda médica para recibir el tratamiento que necesitaba, y no se lo dieron, la ira y la colera se apodera de uno.

El día antes de navidad, Ashley Meeha murió con 30 años tras un serio error médico.

La navidad es un periodo muy familiar y se festeja con aquellos que más quieres.

Sin embargo, estas fechas pueden ser extremadamente duras para aquellos que han perdido a alguien o no tienen a nadie, ya que se pueden sentir muy solos, o con una pena muy honda.

Una madre de cinco hijos, Ashley Meehan de Clydebank, Escocia, había sido tratada de un cáncer de útero y en diciembre del 2018, le confirmaron que lo había superado.

La familia vio con alegría la posibilidad de empezar de nuevo y Ashley sintió que la vida le ofrecía una nueva oportunidad.

Pero nada de eso pasó.

Tenía fuertes dolores en el estómago y en las piernas

En abril comenzó a sentir dolores en el estómago y decidió visitar al médico.

Según Ashley, el médico solo le recetó morfina y la envió de nuevo a casa, escribe The Mirror.

El tiempo pasaba y el dolor continuaba. No solo se acentuó el dolor en el estómago sino que comenzó también a sentirse en las piernas.

A pesar de sus antecedentes no le hicieron ni ecografía ni una radiografía, escribe the Mirror.

Finalmente Ashley no pudo esperar más tiempo.

Visitó una clínica oncológica para obtener una respuesta

Fue a una clínica oncológica y entonces le llegó la respuesta que no quería oír: el cáncer había vuelto.

A Ashley solo le quedaba seis meses de vida. La Navidad por lo tanto se convirtió en algo muy importante para la familia, ya que se preparaban para celebrar su última festividad.

El 23 de diciembre, esta madre murió con tan solo 30 años.

”Esto no debería haber ocurrido. Tus hijos amaban todo lo que recibían de ti y te dan las gracias. Te quieren y te van a echar de menos. Un beso y un abrazo era lo que hubiera querido la mañana de Navidad y nunca más lo voy a tener, escribe su prometido Peter Potts en Facebook.

This is not the way it was suppose to be 😓 your babies Ashley loved everything they got and they all said thankyou and…

Gepostet von Peter Potts am Mittwoch, 25. Dezember 2019

Realmente no era la navidad que la familia había deseado o planeado.¡Todos nuestros pensamientos van hacia vosotros en este momento!