Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Madre recoge a su hija de 2 años de la guardería: mira sus cejas y se da cuenta de algo terrible

Cuando Alyssa Salgado de Kennewick, Washington recogió a su hija de 2 años de la guardería, hizo un descubrimiento terrible.

Había algo que no estaba bien: su hija se veía diferente.

La niña tenía una extraña marca roja entre sus cejas.

Alyssa sospechaba que el personal de la guardería el había hecho algo, así que decidió hablar con ellos …

Alyssa Salgado / Facebook

Cuando dejas a tus hijos en la guardería, asumes que están en buenas manos. Obviamente, debes poder confiar en las personas cuyo trabajo es cuidarlos. Pero Alyssa Salgado tenía motivos suficientes para creer que a su hija le había pasado algo terrible mientras estaba en la guardería.

Alyssa Salgado / Facebook 

Cuando fue a recoger a su hija de dos años de la guardería, descubrió que la niña tenía una marca roja entre las cejas. Al principio pensó que solo era un rasguño hecho por otros niños mientras jugaban juntos. Pero cuando miró más cerca, pudo ver claramente que alguien había afeitado o quitado con cera el vello de entre las cejas de su hija. Estaba convencida de que el personal de guardería estaba detrás de esto. No había nadie más que hubiera estado en contacto con la niña durante el día.

Alyssa Salgado / Facebook

La madre se molestó muchísimo y decidió enfrentarse con el director de la guardería de inmediato.

“Esta mañana llevé a mi hija en persona al director. Este se río de mí y me dijó un montón de mentiras. Soy madre y algo así nunca debería haber ocurrido. No tenían derecho a tocar a mi hija”, escribió Alyssa en Facebook.

“Crié a mi hija y adoro cada pequeña cosa de ella, y el personal no tiene por qué corregir o modificar la forma en que debería lucir mi hija”.
Alyssa Salgado / Facebook

La publicación de Alyssa en Facebook ha enfurecido a miles de padres en todo el mundo. La gran mayoría reaccionó como Alyssa, enfureciéndose ante un hecho así.

La historia tomó un giro inesperado cuando Alyssa supo de otra madre que su hijo también había sido sometido al mismo tratamiento.

“Mi hijo no puede hablar y no sé por lo que ha pasado. Solo es un bebé, no puede defenderse. Todavía no tiene ni 2 años …”, escribe Glenda Maria Cruz, otra madre cuyo hijo ha sido sometido a lo mismo.

Glenda Maria Cruz / Facebook

Tanto María como Glenda se sienten culpables por no haber estado allí para cuidar de sus hijos.

“Puedo imaginármela llamándome y no estuve allí para protegerla ¡Le fallé!” Alyssa escribe …

Ambas mujeres han denunciado el incidente a la policía y ahora se está investigando.

Si el personal de la guardería realmente está detrás de esto, entonces es completamente inaceptable. Nadie tiene derecho a decidir cómo se debe mostrar un niño pequeño y definitivamente nunca las personas que no son los padres de los niños. ¡Comparte esta historia para informar a los demás!