Mamá se harta y mete las cosas de su hija adolescente en bolsas plásticas tras que sigue negándose a limpiar su cuarto

Nu när jag är lite äldre så har jag börjat uppskatta känslan av att ha ordning och reda hemma.

Men när jag var yngre så lämnades allt jag inte längre ville ha på den plats där jag befann mig för stunden. Inte alls speciellt kul för min mamma och pappa som fick tjata på mig tills de nästan inte orkade längre.

De flesta som har eller har haft tonåringar vet att det kan vara ett flertal år fyllda av bråk, tjat och skrik hemma.

Även om vi alla varit där så kan det vara svårt att acceptera när våra små älsklingar börjar växa upp och ska ta sina första trevande steg i vuxenvärlden.

För visst trodde man att man var vuxen när man gick i högstadiet. Bara för att tiotal år senare inse att man knappt var torr bakom öronen.

En mamma, Alice Velasquez, vet allt för väl hur jobbigt det kan vara att ha tonåringar hemma.

Ahora que soy un poco mayor he empezado a apreciar cuando la casa está bien ordenada.

Cuando era joven dejaba todo lo que no quería en el mismo lugar donde estaba. Esto obviamente no era muy agradable para mi madre y mi padre que tenían que estar encima de mi para que recogiera las cosas.

La mayoría que tienen hijos adolescentes saben que pueden ser muchos años de peleas y gritos en la casa, cuando se trata de temas de limpieza y orden.

Como adolescente un cree que ya es un adulto y que lo sabe todo. Pero ahora cuando han pasado muchos años uno sabe que a esa edad uno ni tenía idea de la mitad de las cosas.

Una madre, Alice Velasquez, sabe muy bien lo que es tener hijos adolescentes pesados en la casa.

Después de que Alice le pidiera a sus hijas una y otra vez que limpiaran sus cuartos, pero sin éxito, decidió que tenía que ser un poco más creativa.

Un día cuando las hijas estaban en el colegio empezó su genial plan. Y decidió compartir su inteligente idea en redes sociales.

Posted by Alice Velásquez on Saturday, 19 May 2018

Así escribió Alice en Facebook:

”¿Qué haces cuando te has cansado de pedirle a tus hijas adolescentes que dejen de hacer como si una persona sin hogar vive allí?”

Pones todo (SÍ, TODO) en bolsas plásticas y las vendes de regreso por 25 dólares la bolsa (tienen que hacer tareas en el hogar para ganar su dinero)

¿Lo mejor?

Las bolsas fueron empacadas al azar. Así que sus 25 dólares les podía regresar una bolsa llena de ropa sucia, una bolsa con basura o con sus cosas de futbol. #DejaQueLasProbabilidadesEsténDeTuLado”

What do you do when you are DONE telling your teenage daughters to stop letting their room look like homeless people…

Posted by Alice Velásquez on Wednesday, 9 March 2016

Uno no puede más que homenajear a esta madre. ¿Porque qué hace uno cuando nada más ayuda?

De verdad espero que las hijas aprendieron una buena lección y que de ahora en adelante mantengan sus cuartos más arreglados.

Comparte este inteligente truco con tus amigos de Facebook para que más madres y padres lo aprendan.

Få vårt nyhetsbrev

* indicates required