Mujer con camisa de zebra se acerca a mamá que está en la fila – el generoso acto se viraliza

Muchos saben lo que es ser padre de niños pequeños.

Tras pasarte un tiempo interminable haciendo compras gigantes en el supermercado, finalmente uno puede prepararse para la larga cola para pagar. El carrito de la compra está lleno, pues uno tiene que comprar comida y cosas del hogar para toda la familia.

Todos los que están en la fila del supermercado piensan lo mismo: solo quieren ir a casa.

Pero todavía queda un importante detalle antes de que este “sueño” se haga realidad: debemos colocar todos los artículos en la banda, pagar y luego recoger y ponerlos en las bolsas antes de que por fin uno pueda marcharse.

Y lo peor de todo es que uno acabe en una fila en la que apenas se mueva hacia adelante ni un milímetro. Y ello puede ser debido a que todos los clientes hacen la gran compra al mismo tiempo y dejan muchos artículos en la banda de la caja. O bien porque alguien tenga problemas al pagar, o porque algo no se pueda leer en el sistema de la caja. Entonces los niños se impacientan y quieren correr a su alrededor.

Cuando Jason Yoshino y su esposa un verano del año 2014 pararon en el supermercado Walmart en Sioux Falls, Dakota del Sur, EEUU, tenían la intención de hacer una compra pequeña.

Pero su “rápido” asunto se iba a convertir en una larga espera debido a un giro inesperado, escribe el programa americano Today en su página web.

Yo creo que muchos saben lo que es ser padre de niños pequeños.

Tras pasarte un tiempo interminable haciendo compras gigantes en el supermercado, finalmente uno puede prepararse para la larga cola para pagar. El carrito de la compra está lleno, pues uno tiene que comprar comida y cosas del hogar para toda la familia.

Todos los que están en la fila del supermercado piensan lo mismo: solo quieren ir a casa.

Pero todavía queda un importante detalle antes de que este “sueño” se haga realidad: debemos colocar todos los artículos en la banda, pagar y luego recoger y ponerlos en las bolsas antes de que por fin uno pueda marcharse.

Y lo peor de todo es que uno acabe en una fila en la que apenas se mueva hacia adelante ni un milímetro. Y ello puede ser debido a que todos los clientes hacen la gran compra al mismo tiempo y dejan muchos artículos en la banda de la caja. O bien porque alguien tenga problemas al pagar, o porque algo no se pueda leer en el sistema de la caja. Entonces los niños se impacientan y quieren correr a su alrededor.

Cuando Jason Yoshino y su esposa un verano del año 2014 pararon en el supermercado Walmart en Sioux Falls, Dakota del Sur, EEUU, tenían la intención de hacer una compra pequeña.

Pero su “rápido” asunto se iba a convertir en una larga espera debido a un giro inesperado, escribe el programa americano Today en su página web.

Pararon a la madre en la fila de la caja

Al mismo tiempo una anciana que se encontraba entre Jason y la madre, estaba algo frustrada por la tardanza que todo ello suponía. La madre se dio cuenta del atasco que había ocasionado con su compra y se sentía probablemente un poco culpable. Y entonces la cajera le comunicó a la madre que el supermercado no le podía aceptar la oferta por los cuatro paquetes, con lo cual la madre dejó tres de ellos y se quedó con uno.

Esto hizo reaccionar a otra mujer llamada Carol Flynn, lo cual sorprendió a Jason de tal manera que sacó su celular y comenzó a filmar el suceso. Este vídeo luego se difundió como la pólvora por internet.

Foto: Youtube

Jason escribe en  Facebook:

“De la nada apareció esta mujer cuando vio que la madre solo se quedaba con un paquete de los cuatro que llevaba. Ella tomó los tres paquetes de pañales y los depositó en el carrito, como uno puede ver en el vídeo.”

“Mi mujer y yo nos quedamos sin habla”

Quizás se reconoció ella misma en esa situación – no es fácil ser madre de niños pequeños y pagar todos los costes. Por ello, esta mujer insistió en pagar por los otros pañales.

“La madre le mostró su agradecimiento. La mujer le dijo que ya se lo pagaría en otra ocasión. Mi mujer y yo nos quedamos sin habla, por este gesto de la mujer tan generoso, cariñoso y solidario. Realmente hay gente maravillosa en el mundo. ¡Qué manera más maravillosa de terminar el día viendo como una mujer mayor ayudaba a una joven madre! Gracias a Dios, escribe Jason.”

¡La mujer mayor es realmente un ángel! Mira su maravilloso gesto en el siguiente vídeo. ¡Comparte para así poder difundir hoy buenas noticias a tus amigos!