Mujer de 89 años lucha por entrar en el auto – entonces unos chicos entran en acción y todo es filmado

Una cosa buena de las redes sociales es ver la rapidez con la que se difunden los contenidos. Un vídeo nos muestra como reacciona un grupo de jóvenes al ver a una anciana intentando entrar en el auto. Este vídeo se ha difundido como la pólvora en tan solo una noche y se ha compartido cerca de 100 000 veces.

Lo mejor es que los chicos no tenían ni idea de que estaban siendo filmados, por la misma policía que se encontraba cerca.

Rose Grist, de 89 años, y su marido David de 100 tenían dificultades para meterse en el auto tras echar gasolina en un inusual día de calor en una gasolinera en EEUU.

Incluso si la pareja estaba en mejores condiciones que muchas otras personas de su edad, el calor hizo estragos y la falta de líquidos fue evidente a la hora de tratar de entrar en el auto.

El grupo de jóvenes ayudaron a una mujer mayor

Cuando estos tres jóvenes, que también estaban en la gasolinera, vieron a la pareja mayor, supieron perfectamente lo que iban a hacer. Sin hablar los unos con los otros, actuaron inmediatamente y se acercaron a la pareja para ayudarlos a entrar en el auto, informa Daily Mail entre otras cosas.

”Ella podría ser mi abuela”.

Cuando varios policías vieron lo que los chicos estaban haciendo tomaron la cámara y comenzaron a filmar, para después ponerse en contacto con ellos y darles las gracias personalmente. Y esto para fomentar este tipo de acciones.

En una entrevista uno de los chicos dijo que no tuvieron ninguna duda a la hora de ayudar a esta anciana pareja.

”Solo pensé “Podía ser mi abuela” “100 años es un preciosa vida”, dice uno de los chicos que ayudó ese día a Daily Mail.

El vídeo muestra claramente la dificultad que esta pareja mayor tenía. Especialmente la mujer que estaba a punto de colapsar debido al calor. Gracias a este grupo de jóvenes que salieron a su encuentro para ayudarles, todo salió bien.

Comparte para inspirar a los demás jóvenes a que ayuden a los mayores que necesitan un poco de ayudita.