Nace una bebé “embarazada” de su hermano gemelo

Mónica Vega estaba embarazada y feliz por la llegada de un nuevo miembro a la familia. Pero en una revisión rutinaria iba a descubrir que su bebé iba a ser un caso extremadamente especial.

Durante una ecografía rutinaria pera ver cómo se encontraba su bebé, Mónica vio que la expresión del médico indicaba que algo no iba bien.

Los médicos descubrieron que había algo en interior de la bebé. Hicieron varias pruebas y ultrasonidos, y finalmente descubrieron que no se trataba de ningún tumor ni ninguna malformación dentro del abdomen de la niña, según recoge PrimerImpacto.

“Tu bebé está embarazada”

Los médicos le dieron entonces la noticia que menos podía esperarse Mónica. Su bebé, dentro de su vientre, también estaba embarazada.

“Y cuando tú le dices a un mamá, oye, mira, tu bebé que está en el vientre está embarazada, pues la mamá entra un poco en shock. Al principio un poco de negación, no te lo crees mucho”, cuenta el ginecólogo Miguel Parra a PrimerImpacto.

Fuente: PrimerImpacto

Esta madre de Barranquilla, en Colombia, no entendía cómo su bebé podía estar embarazada, si ni siquiera llegaba al séptimo mes de gestación.

“Me puse a llorar y me decía, ‘Dios mío, señor, de tantos embarazos, que me toque a mí, que le toque a mi bebé…’, es duro”, cuenta Mónica a PrimerImpacto.

Pero lo médicos tenían la explicación.

Embarazada de su propio hermano gemelo

Según explica el equipo médico, lo que ocurre en casos como este, es que un bebé se desarrolla dentro del otro, así lo explican el doctor Miguel Parra:

“Uno de los bebés se pega a la circulación materna y el otro bebé se pega a la circulación de su hermano”.

El feto dentro del feto es lo que también se conoce como bebé parásito, y esto es lo que le había ocurrido a la bebé de Mónica.

Fuente: PrimerImpacto

El bebé pegado a su hermana no tenía ni cerebro ni corazón, pero se alimentaba de su hermana, por eso fue necesario adelantar el nacimiento de la pequeña de Mónica, a la que han llamado Itzamara.

“No me mostraron lo que le sacaron a la niña en el instante porque fue… era algo impresionante. Todavía yo, es ahora, y no lo creo”, dice Mónica.

Fuente: PrimerImpacto

La niña está perfectamente, todos sus órganos están bien, pero dentro de su cuerpecito tubo saco amniótico y cordón umbilical.

Este tipo de embarazo de feto dentro de feto es extremadamente inusual, ocurre en uno de cada millón de embarazos, y los expertos calculan que se producen en uno de cada medio millón de nacimientos, según recoge BBC Mundo.

Ahora Mónica, con lágrimas en los ojos, dice: “Le doy gracias al señor porque está con vida”.

Pues nosotros también le damos gracias a Dios por haber protegido a esta preciosa pequeña. Comparte para enviarle tus mejores deseos a la familia.