Nene de 7 años muere ahogado: A los 10 años los padres descubren lo imperdonable en la lápida

En julio de 2008, Tom-Rune Bertelsen y Lone Sveum Bertelsen vivieron la peor pesadilla de cualquier padre o madre.

Su hijo, Svein-Erik Sveum Bertelsen, murió ahogado en un trágico accidente, tan solo tenía 7 años.

El niño fue enterrado en el cementerio Forest en Drammen. La lápida se convirtió en un lugar agradable y tranquilo donde la familia podía reunirse y llorar.

Pero cuando los padres y la abuela llegaron a la tumba el lunes vieron que faltaba algo, escribe Drammens Tidende.

Durante diez años, los padres Tom-Rune y Lone Sveum han llorado a su amado niño.

Svein-Erik Sveum Bertelsen tenía solo siete años y medio cuando murió ahogado, en el verano de 2008.

“Siempre pensamos en cómo sería hoy. Fue muy duro”, cuenta el padre, Tom-Rune, a  norska TV2.

Posted by Lone Sveum Bertelsen on Saturday, 13 February 2016

Svein-Erik era un niño alegre, muy aficionado a los dragones y personajes de dibujos animados Shrek.

Por eso en su lápida la madre, Lone Sveum, y el padre, Tom-Rune, pusieron un pequeño dragón. El hijo había jugado mucho con ese dragón y simplemente amaba ese juguete.

Pero el juguete no estuvo allí por mucho tiempo, fue robado después de un par de años.

Además de dragones, Svein-Erik también era muy aficionado a las espadas. Había una espada especial a la que su hijo tenía especial apego, una espada que Svein-Erik había recibido en un parque de atracciones de Lego, Legoland.

Los padres también habían puesto esa espada en la lápida.

Gutten vår som alltid er i våres hjerter skulle blitt 12 år i dag. Vi savner deg veldig mye

Posted by Tom-Rune Bertelsen on Wednesday, 13 February 2013

“Debido a lo que le sucedió con el dragón, me aseguré de poner la espada muy bien, la monté en una plancha de refuerzo y lo dejé caer para que se quedase encajada”, dijo Tom-Rune.

La espada permaneció por un largo tiempo en su sitio.

Pero cuando los padres y la abuela llegaron a la tumba el lunes, vieron que faltaba algo, la espada había desaparecido, alguien se la había robado.

Dolor e ira

Posted by Tom-Rune Bertelsen on Saturday, 18 August 2012

Al principio, Tom-Rune se enfadó mucho, pero pronto los sentimientos se convirtieron en tristeza y desilusión.

“Es absolutamente increíble. No entiendo que sea posible. Un niño no puede haberlo hecho, por lo que debe de haber sido una persona mayor o dos. Puse un hierro de refuerzo de 30 a 40 centímetros, y lo rompieron”, cuenta Tom-Rune a TV2.

La madre, Lone, también escribió una publicación en Facebook, donde contó lo que sucedió.

Tragisk at ikke folk kan la ting stå på gravene…blir så trist og oppgitt, sverdet som Svein-Erik fikk i Legoland og lekte med har nå noen stjålet… et gammelt og slitt lekesverd .. hva skal folk med det..

Posted by Lone Sveum Bertelsen on Monday, 14 May 2018

“¡No entiendo qué pasa con algunas personas!”, Lone escribió y colgó una imagen de la lápida.

Afortunadamente, los padres han recibido mucho apoyo después del evento, tanto de amigos como de conocidos.

 

”Desenterrar y llevarse las flores”

Ivar Nygård trabaja en la iglesia de Drammen y cuenta que no es habitual oír los ruidos de las tumbas, y en los cementerios que son más centrales, la gente está robando en las tumbas.

“La gente desentierra y se llevan flores, piedras y arreglos, cosas que pueden usarse en otras tumbas”, dice Nygård a Drammen Tidende.

Para honrar a Svein-Erik, un dragón ha sido grabado en la lápida. El mismo dragón tiene a Lone, a Tom-Rune y al hermano de Svein-Erik tatuados en el cuerpo.

La familia también ha puesto su nuevo dragón en la lápida sepulcral, que ahora no podrán arrancar, ya que lo han gravado en la lápida, el mismo dragón que tienen Lone, Tom-Rune y el hermano de Svein-Erik tatuados en sus cuerpos.

Tom-Rune og Lone fikk en svært ubehagelig overraskelse ved sønnens grav.

Posted by TV 2 Nyhetene on Monday, 21 May 2018

Robar cosas de la tumba de un niño es tan bajo que apenas tengo palabras.

Espero que las personas que hacen estas cosas entiendan el daño que están haciendo. 

Ayuda a compartir el artículo para dar a Lone, Tom-Rune y Svein-Erik todo el apoyo y cariño que se merecen. Estamos con vosotros.