Niña ‘milagro’ cuyo cráneo se hinchó 3 veces más de lo normal muere tras una larga y valiente batalla

Durante un viaje en 2013, el fotógrafo Arindam Deywas se encontró con una niña que lo sorprendió y conmovió como pocas personas antes.

Estaba explorando el noreste de India cuando llegó a un pueblo y se encontró con una visión asombrosa: una niña, llamada Roona Begum, cuya cabeza era tres veces más grande del tamaño habitual.

El fotógrafo comenzó a hablar con sus padres y comprendió que no podían obtener la atención médica para su primogénita porque eran pobres. Todo lo que podían hacer era mantenerla lo más cómoda posible y rezar por un milagro.

Con el permiso de sus padres, tomó fotos de la niña y las compartió con los medios de comunicación. Lo que sucedió después, nadie podría haberlo imaginado.

Roona nació con hidrocefalia, una enfermedad potencialmente mortal que resulta en una acumulación de agua en el cerebro, lo que le provocó problemas para ver, comer y sentarse erguida o gatear.

A medida que se compartían imágenes de la niña en todo el mundo, las donaciones para ayudar a financiar su tratamiento médico fueron llegando y se recaudaron más de 60.000 dólares.

Le realizaron ocho cirugías

El dinero permitió a los padres de Roona pagar las cirugías que consistía en el drenaje quirúrgico del líquido cefalorraquídeo del cerebro.

Según el periódico India Today, se realizaron ocho cirugías entre 2013 y 2017 que ayudaron a reducir su cabeza de 94 cm de circunferencia a 58 cm.

En los días que siguieron, sus padres vieron un cambio radical en su preciosa hija. Pasó de no poder moverse a ser una niña juguetona y risueña que podía mantener la cabeza erguida e incluso comunicarse en sílabas cortas.

En 2014, cuando tenía 5 años, Roona desafió todos los pronósticos y sonrió por primera vez. Su padre dijo que estaba continuamente asombrado de la fuerza de su pequeña para poder soportar tal estado.

“Siempre pensé que era muy fuerte”

“No pensaba en ella como una niña enferma. Siempre pensé que era realmente fuerte al ser capaz de soportar tanto dolor”, dijo Abdul, según la página web  Rooting for Roona..

Pero en 2017 la tragedia les golpeó y la dulce Roona fue trasladada de urgencia al hospital, después de que sus padres la encontraran luchando por respirar. Lamentablemente falleció solo un mes antes de que se programara la cirugía final que podría haberle permitido caminar.

Roona llegó a los corazones de millones de personas en todo el mundo. Se hizo un documental sobre su corta vida llamado Rooting for Roona.

Es muy triste que esta niña falleciese antes de recibir la cirugía completa que podría haber cambiado su vida.

Pero al menos obtuvo una mejor calidad de vida gracias a las generosas donaciones de todos esos extraños de buen corazón, y al fotógrafo sensible que quiso ayudar a Roona y su familia.

Por favor, comparte su historia para rendir homenaje a la valiente Roona y sus devotos padres.