Niño con síndrome de Down es sacado del grupo de animadoras del colegio – “porque no encaja”

Mucha gente está dispuestas a afirmar que todas las personas son igualmente dignas.

Desgraciadamente hay ejemplos en el mundo que muestran que ser diferente a veces no está bien.

Glenn Wilson, un niño con síndrome de Down, tuvo que vivir una pesadilla.

Glenn Wilson, de 17 años, de Columbus, Ohio, consiguió un sueño al finalizar su curso. El año pasado supo que le habían admitido en el equipo de animadoras de la escuela.

FOTO: Youtube

Glenn se dedicó todo el verano a entrenar y prepararse. Su familia había pedido la ropa de entrenamiento y el uniforme así como todo lo que precisaba para cuando volviera a la escuela.

Pero cuando vieron que el uniforme y los horarios de entrenamiento nunca llegaban, su familia comenzó a preocuparse.

Entonces llamaron a la entrenadora del equipo para averiguar que era lo que ocurría. Fue entonces cuando recibieron la increíble respuesta.

– Ella había eliminado a Glenn del equipo. Cuando le pregunté el motivo me dijo que el niño no encajaba en la imagen que quería mostrar del equipo, dice Ray a Inside Edition.

El tio de Glenn, Ray preguntó si la decisión tenía algo que ver con que Glenn tuviera el síndrome de Down y que además que el muchacho era abiertamente homosexual. La respuesta de la entrenadora lo dejó en shock.

Ella dijo: “No necesito responder a esto. Pero no tengo ni la calificación ni la experiencia de tratar con niños con necesidades especiales. Y por ello lo quité de mi equipo.”

Que ocurrió con Glenn Wilson

A Glenn le ofrecieron sin embargo un puesto como asistente de entrenador, puesto que rechazó.

A pesar del shock la familia se negó a darse por vencidos.

– Buscamos justicia, no solo por él, sino por todos los niños con necesidades especiales.

Su lucha dio resultado. La escuela reconoció que había cometido un error y le volvió a ofrecer un lugar en el equipo.

FOTO: Youtube

Glenn consiguió hacer lo que le gustaba, bailar y difundir alegría.

Todas las personas se merecen ser tratadas de igual manera. Me destrozó el corazón ver cómo Glenn fue tratado.

Al mismo tiempo me alegra ver que la lucha de la familia dio resultado.

¡Comparte si también piensas que todas las personas valen lo mismo!