Niño de 6 años consuela a su hermanita antes de morir por un tumor cerebral

La muerte es parte de la vida y todos de alguna forma vivimos asumiendo que esto es así. Sin embargo, para lo que no estamos preparados es para el sufrimiento.

¿Por qué tenemos que sufrir? ¿Qué Dios permite que sufran los débiles, los niños, las buenas personas? Ese es uno de los grandes misterios que todavía muchos no hemos logrado entender.

Addy es una pequeña de cuatro años que lamentablemente se ha tenido que ir muy pronto de este mundo, pero tuvo una gran suerte: tener una familia que la amó hasta el final, incluyendo a su hermanito de 6 años que le sujetó la mano hasta el último momento.

Ahora una foto está recorriendo el mundo; la de Jackson, de seis años, sosteniendo la mano y acariciando la cabeza de su hermana moribunda poco antes de que ella muriera.

YouTube

Adalynn “Addy” Sooter, es una niña de Arkansas, Estados Unidos, que fue diagnosticada con un tumor cerebral en 2016, reportó Daily Mail.

Con tan sólo dos años se le diagnosticó lo que se conoce como DIPG (Glioma de Tronco Encefálico Infantil).

Este tumor alojado en la parte inferior de su cerebro afecta la parte superior de la columna y altera el funcionamiento del corazón, la deglución, la vista, el sueño, la respiración y el equilibrio.

YouTube

Addy tuvo que someterse a 33 sesiones de radioterapia que hicieron que el tumor desapareciera. No obstante, los médicos alertaron a la familia que probablemente el tumor volvería a aparecer con más fuerza.

YouTube

Durante ese tiempo los padres decidieron hacer todo para que Addy pudiera aprovechar hasta el último momento.

Organizaron un viaje a Disneylandia, donde Addy pudo disfrutar con los personajes de la película “Frozen”.

YouTube

Pero tal y como vaticinaron los médicos, tiempo después el tumor volvió con más fuerza, el cáncer siguió propagándose y por mucho que trataron de aplicarle un tratamiento de quimioterapia experimental en México (que les costó 200.000 dólares), no funcionó y terminaron volviendo a Arkansas.

Addy ya estaba aguantando con lo último que le quedaba de fuerzas y su hermanito Jackson estuvo ahí para consolarla en esos últimos momentos.

A little boy should not have to say goodbye to his partner in crime, his play mate, his best friend, his little sister….

Posted by Matt Sooter on Saturday, 2 June 2018

Sus padres tomaron una foto de ese momento y colgaron la imagen con el comentario siguiente:

“Un niño pequeño no debería tener que despedirse de su compañera de juegos, su mejor amiga, su hermana pequeña. Esta no es la forma en que se supone que debe ser. Pero este es el mundo roto en el que vivimos. Los síntomas de Addy han progresado rápidamente durante el último día y medio. Ayer se despertó como su valiente yo juguetón. Si bien todavía vemos poco así a nuestra niña, ya no puede comer ni tragar sin dificultad y ahora está durmiendo la mayor parte del tiempo y la hemos ingresado en un hospital”.

Al día siguiente Addy falleció y sus padres y familia quedaron desconsolados. Pero al menos quedó al recuerdo de todos los que estuvieron allí dándole todo el amor del mundo.

YouTube

Nuestros mejores deseos están con la familia de Addy y esperamos que este angelito esté bien allí donde se encuentre ahora, por lo menos estará libre del sufrimiento que tuvo que atravesar en vida.