Niño juega con tierra en el jardín – al instante lo muerde un ciempiés y sus labios se hinchan

Basta con dejar de mirar un segundo para que un bebé encuentre mil cosas con las que investigar.

Un padre estaba disfrutando con su su hijo en el jardín afuera de su casa, y todo parecía estar bien.

Todo estaba tranquilo y entonces aprovechó para llamar a su novia y la madre de su hijo.

De repente la madre escuchó un gritó estremecedor y salió corriendo fuera de la casa para ver lo que había ocurrido.

Es difícil de creer cuando ves a un niño tan pequeño pero en un microsegundo este puede encontrar cualquier cosa y a ti no te ha dado tiempo ni a pestañear.

Los padres saben bien que esto es así y que hay que tener cuidado especialmente cuando los niños pueden alcanzar cosas que son peligrosas.

“Todo el incidente fue horrible”

Christin Blankenship había dejado a su hijo Lucas con su novio Jake, quien pensaba pasar el día afuera en el jardín con el pequeño.

Todo parecía estar tranquilo y Jake se lo hizo saber por teléfono a Christin pero al cabo de un segundo cambió todo.

De repente por el teléfono Christin escuchó como el pequeño Lucas comenzó a gritar histérico y ella salió corriendo de la casa.

– Todo lo que ocurrió fue terrible. Estaba aterrada de que algo pudiera pasarle a mi bebé, cuenta al periódico británico The Mirror.

Ya en el sitio Christin pudo ver como los labios de su hijo comenzaron a hincharse mientras que el pequeño Lucas seguía llorando.

El niño habia escarvado en la arena y se había encontrado un ciempiés, que lo había morido en los labios.

Fue llevado de urgencia al hospital después del accidente

La madre Christin pusó el animal en una bolsa y llevaron al hijo de inmediato al hospital.

– Iba gritando todo el camino hacia el hospital, gritaba todavía cuando entramos en la sala de emergencia y allí le dieron morfina. Entonces se calló. Las primeras horas solo lloraba, contó la madre.

Los labios del pequeño Lucas continuaron hinchándose y se hicieron cada vez más grandes.

Ahora quieren advertir a los demás padres

Christin quiere advertir a los demás padres y por eso ha publicado las imágenes en Facebook.

– Yo sé que los padres no pueden mirar a sus hijos con 40 ojos, y sé lo rápidos que son. Pero tienen realmente que controlar que no interactúen con un animal.

Desgraciadamente ella también se ha topado con comentarios negativos. Algunas personas creen que ella ha expuesto a su hijo voluntariamente para que fuera mordido y que su labios se hincharan.

Y ella ha reaccionado contra esto.

El día después los labios seguían hinchándose y la lengua también. Y esto le impedía al niño comer y beber bien.

– Ver a mi pequeño reaccionar así ante la picadura con tanto dolor, es terrible. El primer instinto de un niño pequeño es meterse las cosas en la boca y Lucas es rápido, dice la madre Christin sobre el accidente.

Ya han pasado unas semana y Lucas por suerte se encuentra mejor.

Pobre pequeño, que mal lo pasó. Los niños son muy rápidos y en un segundo pueden agarrar algo sin que uno se de cuenta. ¡Es importante advertir a los demás padres al respecto para que todos estén conscientes!