Ninguno de los amigos fue al cumple del niño – entonces los policías deciden actuar le hacen tremenda celebración

Convertirse en policía y defender a la sociedad de criminales y malas personas es un trabajo duro, por eso muchos no se treven a ser policías o terminan después de un tiempo.

Pero luego hay personas que quieren ser policías porque quieren contribuir a que el mundo sea un lugar mejor para todos, y especialmente se preocupan de las personas vulnerables.

 

Thomas Daniel, de 9 años, en Michigan, Estados Unidos, iba corriendo para tomar el bus para el colegio, pero no alcanzó. Perdió el bus. Con el temor de llegar tarde o incluso perder el día escolar Thomas se puso muy triste. Él se preocupaba mucho por el colegio y  jamás había perdido un día de la escuela.

De pura casualidad el policía Austin Lynema pasó por la vía en ese instante y vio a Thomas. Él inmediatamente se dio cuenta de que Thomas estaba triste y le preguntó qué había pasado.

El niño le contó la historia del bus y después de haber hablado un ratico el policía entendió que el niño estaba siendo víctima de bullying el en el colegio.

Thomas, su madre y su hermano se mudaron a Los Estados Unidos de Tanzanía hace un tiempo.

Estaba preocupada de que nadie fuera a celebrar su cumpleaños

Thomas también le contó otra cosa al policía. Ese día era su cumpleaños y él estaba preocupado de que nadie fuera a su fiesta de cumpleaños.

Entonces al policía se le ocurrió una idea. Ese mismo día más tarde, él fue a la casa de Thomas con un colega para felicitarlo.

– Toqué la puerta y él y nos vio. Saltó, sonrío y no podía entender que realmente habíamos ido, le dice el policía Austin Lynema a CNN.

Pero nadie más fue donde Thomas ese día. Ningunos amigos, ninguna torta, ningunos regalos.

A pesar de que Thomas estaba feliz de que el policía Austin había ido a visitarlo, el policía quería hacer algo más.

Así que el día después Austin y unos colegas le hicieron una fiesta de sorpresa al pequeñito. Lo invitaron a unas donas especiales, le dieron una gorra y otras cositas con el logotipo de la policía y jugaron con él. Todo para que Thomas se sintiera especial y celebrado.

Gepostet von Grand Rapids Police Department am Dienstag, 2. April 2019

Thomas quedó muy contento y feliz. Y ahora quedó inspirado y quiere ser policía cuando sea grande.

– Yo quiero ser policía, dijo Thomas después del lindo gesto de los policías, según CNN. 

Hoy en día cuando estamos rodeados de tantas historias tristes esta noticia me ha alegrado el día. Estos policías tienen un corazón de oro y se merecen todos los aplausos del mundo. Porque desafortunadamente el acoso escolar es un problema mundial. Pero todos podemos hacer algo para ayudar y mejor la situación. Todos tenemos la responsabilidad. Gracias por leer, y recuerden que un pequeño gesto puede hacer mucho.