Tweet about this on Twitter Pin on Pinterest Share on Facebook

Este papá hace lo más horrible – tiró a su recién nacida a la basura

Parece increíble que estas cosas pasen en el mundo, a mí me sale el humo por las orejas.

Un papá chino ha sido detenido por la policía acusado de tirar a su recién nacida al contenedor de la basura.

Dos horas después de nacer la pequeña, una cámara de vigilancia captó el horrible momento.

El padre dejó a la bebé para que muriera en la basura, la razón que da: “porque estaba demasiado enferma”.

Las terribles imágenes fueron captadas en la ciudad china de Xuanwe. El detenido había sido padre dos horas antes de que la cámara de seguridad captase las imágenes.

Lanzó la niña a la basura

En las imágenes se ve cómo el padre carga una bolsa de papel que después tira a la basura.

Kina
Foto: Yunnan Daily

La dejó para que muriese

Tranquilamente se aleja luego de allí.

En la bolsa estaba metida su hija recién nacida, a la que había dejado para que muriese en la basura.

Kina
Foto: Yunnan Daily

Salvada por una mujer

Pero poco después una mujer mayor se acercó hasta el lugar y pudo rescatar a la pequeña. La niña estaba helada pero aún con vida.

Kina
Foto: Yunnan Daily

Puede ir la cárcel

Gracias a la cámara de vigilancia, la policía pudo identificar al hombre y detenerlo después.

Cuando fue interrogado por la policía, el padre dijo que él y la madre creyeron que la niña estaba muy enferma y decidieron por eso deshacerse de ella.

La bebé nació en la sala de estar de su casa y los padres dijeron que estaba “azul”. La madre no fue a ninguno de los controles médicos, según informa Yunnan Daily.

Kina
Foto: Yunnan Daily

Ahora el padre puede enfrentarse a una larga condena de cárcel, pero su esposa fue puesta en libertad, según informa  Yahoo News.

La niña está bien ahora y los servicios sociales chinos se han hecho cargo de ella.

Aquí puedes ver el vídeo de lo ocurrido:

Espero ahora que la pequeña consiga una buena familia con la que vivir. Se lo merece. Todos los niños se lo merecen.