Padres lloran a su hijo de 12 años: Se quitó la vida por sufrir bullying

La niñez debería ser un tiempo lleno de alegría, juego, seguridad y nuevas experiencias.

Pero para Andrew Leach, de 12 años, fue lo contrario de eso – su infancia fue un infierno total.

El niño decidió terminar su pesadilla de la forma más triste que hay, suicidándose.

Su hermano mayor lo encontró en el garaje el 6 de marzo.

Trágicamente el bullying contra Andy fue de peor en peor después de que él contara a su compañeros que tal vez era bisexual.

El hecho de que Andy era abierto con esto empeoró el acoso, le cuenta el padre Matt a la estación de televisión WREG. Su madre dice que los otros niños en Southaven Middle School lo llamaban “gordo, feo e inútil”.

Facebook/CherylHudson

Llegó al extremo de que unos niños amenazaron de muerte a Andy en un baño en el colegio.

“Le dijeron: ‘Te vamos a tomar. No va a salir de acá’. De esas cosas le decían”, cuenta el padre.

La familia le contó varias veces al colegio lo que estaba pasando, pero ninguno de los profesores era capaz de parar el acoso. Al final Andy se hartó.

El martes el 6 de marzo el niño, de 12 años, fue hallado muerto en su casa, en el garaje. Su hermano de 16 años, que también es víctima de bullying, fue quien lo encontró.

Facebook/CherylHudson

La madre de Andy, Cheryl, dice que el hijo dejó una nota de despedida a la familia donde reveló los planes de terminar con su vida.

Después de la trágica muerte de Andy, su madre ha compartido varias historias desgarradoras sobre su hijo. Entre otras cosas, escribe en Facebook que a Andy le encantaba cocinar.

“Otra historia que recordé. A Andy le encantaba aprender a cocinar. No era siempre muy bueno, pero le encantaba. Yo regresé un día después del trabajo (ocurrió varias veces) y en la mesita de noche había un plato con algo que había cocinado. Una vez era papa rallada que simplemente estaba ahí, casi cruda. Pero siempre pensó en cosas que podía hacer por mí,  para ayudarme, le encantaba hacer pequeñas cosas especiales para mí “, escribe la madre.

Twitter/NinaHarrelson

En otra publicación, la madre compartió esta historia:

“También recuerdo cada vez que le daba un baño. Yo lo sacaba de la bañera y lo ponía en el inodoro, para poder secarlo. Una tarde me dijo: “Mamá, ya no quiero comer”. Yo le dije: ¿qué? ¿Por qué, cariño? ‘. Y él dijo: “Si como, creceré, y entonces ya no podrás levantarme y cargarme más”. ¡Dios, echo tanto de menos a mi amor! ”

Facebook/CherylHudson

Una cruzada contra el bullying

Los padres de Andy, Matt y Cheryl, han hablado para los medios  tras la muerte de su hijo. Quieren que la tragedia de su hijo sirva para educar a otros sobre los peligros del bullying y el acoso escolar.

“Estoy en una cruzada y no voy a quedarme parada”, dice la madre de Andy, Cheryl Hudson, a till LocalMemphis.com.

La madre espera que la muerte de Andy no fuese en vano, y que más personas se posicionasen contra el acoso escolar y el bullying.

Por favor comparte esto. Necesitamos más personas involucradas en esto. Si tu hijo es acosado, debes estar ahí. Si sabes que otro niño está siendo víctima de bullying, debes estar ahí. Si tienes hijos que crecen y comienzan la escuela, debe estar aquí. ¡Seamos la voz de Andy y tratemos de conseguir que las cosas cambien! “, escribe Cheryl.

Facebook/CherylHudson

Lamentablemente la historia de Andy no es la única.

Los niños que han sido objeto de acoso escolar también tienen más del doble de riesgo de tener pensamientos suicidas.

En una declaración la escuela dice que “Todos los informes de intimidación y acoso son tratados con la mayor prioridad. Se les pide a los alumnos y padres que se comuniquen con los empleados de la escuela cuando haya problemas de intimidación, y pueden usar un enlace en nuestro sitio web, si así lo desean, para denunciar la intimidación de forma anónima. Nuestros pensamientos y corazones están con los amigos y la familia del joven estudiante “.

El bullying es uno de lo peor que conozco y se me parte el corazón cuando leo las terribles consecuencias que puede tener.

La historia de Andy es un recordatorio de que todos tenemos que hacer lo que podamos para resistir el acoso y las violaciones.

Esto puede suceder en su lugar de trabajo, en la familia, en la escuela de su hija o en un lugar público.

Pero no importa dónde ocurra la intimidación, asegúrese de tomar posicionarse por los derechos de los más pequeños. Ninguna vida debería terminar en un garaje por el bullying. 

Por favor, comparta el mensaje.