Profesora está al borde del suicidio – hasta que por fin entiende por qué huele a pescado podrido

Es fácil juzgar a otros sin conocer su historia. Camille lo sabe muy bien.

Desde que puede recordar, Camille siempre ha desprendido un terrible olor. Tan malo que la gente la evitaba y se burlaba de ella.

Sufría, desde hacía años, de esta desconcertante condición, y era fuertemente acosada desde niña y después durante su vida profesional, casi le llevó a perder su trabajo como profesora.

Afortunadamente, Camille finalmente por fin obtuvo respuestas y ahora su historia está dando la vuelta al mundo.

Camille estaba en los primeros años de la escuela cuando se dio cuenta de que desprendía un terrible hedor. No importaba lo que hiciese, el mal olor siempre la acompañaba.

Los otros niños la acosaba e incluso los profesores le preguntaban si se duchaba.

“Uno de los profesores me preguntó si se duchaba todos los días. Desde ese momento me sentó en una esquina de la clase. Los niños me llamaban monstruo. Me decían que olía como estiércol de caballo, como pescado muerto”, cuenta Camille a ABC News.

Pero no importa con qué frecuencia se bañase Camille, o con cuanta fuerza se frotase, el terrible olor no se iba.

Camille después trabajó duro para conseguir su licenciatura en Educación y comenzó a enseñar. Pero las cosas nunca mejoraron. Sus alumnos se reían de ella y le ponían nombres despectivos. Su autoconfianza estaba destruida y comenzó a pensar en el suicidio más y más.

Después  de años, Camille por fin encontró respuestas sobre su mal olor, y gracias a Dios, la solución llegó justo a tiempo.

Comenzó a buscar en Google las palabras “cuerpo con olor a pescado” y encontró una respuesta que la dejó de piedra.

YouTube

Camille sufría de trimetilaminuria (TMAU), y ella no es la única. Esta larga y compleja palabra parece confusa, y ciertamente lo es. Camille sufría de una enfermedad rara desde niña. Solo unas 600 personas en todo el mundo la padecen.

Parece estar causada por un compuesto orgánico químico, que hay en el cuerpo, llamado trimetilamina, que la mayoría de las personas liberan sin desprender olor. Pero las personas que padecen TMAU tienen altos niveles de trimetilamina en sus cuerpos y no se pueden deshacer fácilmente de ellos.

Lo peor es que los pacientes que padecen esta condición no pueden detectar su propio olor.

Afortunadamente, hay algunas formas de remediarlo, principalmente a través de la dieta.

Camille luchó valientemente contra su enfermedad rara controlando de forma muy estricta su dieta. El químico causante puede ser encontrado en la mayoría de la comida, lo que significa que su dieta tenía que ser muy cuidadosa y estricta, evitando todo lo que pudiese empeorar su condición.

Camille ha conocido a otras personas con su misma condición y una mujer en concreto, Sandy (en la foto de abajo), la está ayudando en su lucha.

YouTube

En este vídeo (en inglés) hay más información sobre la rara condición de Camille:

Qué condición tan inusual y angustiante. Creo que esto debe hacernos más comprensivos con otras personas, uno nunca sabe la verdad que se esconde tras cada historia. Espero que Camille continúe su valiente lucha contra su enfermedad y le deseo lo mejor en la vida. Por favor, pasa su historia si también quieres enviarle sus buenos deseos.