La madre pensaba que tenía mellizos: entonces el médico ve lo impensable en la ecografía

Lauren Perkins soñaba siempre con ser madre. Tras pasar un año muy estresante tratando de quedar embarazada, la idea de someterse a un tratamiento de fertilidad ya no era tan aterradora.

Ella y su marido David decidieron tomarse unas vacaciones y viajar a Nicaragua para pensar en el próximo paso.

Lauren y su marido viajaron junto con otros amigos y ella habló abiertamente sobre sus problemas para quedar embarazada. Uno de sus amigos, que era sacerdote le explicó tranquilamente:

”Alguien allí arriba tiene grandes planes para ti. No sé que será pero seguro que será algo grande”.

Poco a poco ello se vio reflejado – y Lauren pronto iba a entender lo que quería decir…

Facebook/LaurenPerkins

Tras su viaje a Nicaragua, Laura regresó a su casa en Texas. No pensó mucho en lo que el sacerdote le había comentado durante su viaje.

Sin embargo ella y David decidieron una cosa: Pensaron en provar el tratamiento de fertilidad inseminación intrauterina, el método más sencillo para la fertilidad asistida.

Lauren estaba convencida de que esto no iba a funcionar ….pero si funcionó. ¡Finalmente quedó embarazada!

Facebook

Control rutinario de embarazo

Ya en el primer control rutinario Lauren oyó que la comadrona decía que su nivel de la hormona beta-hCG era muy alto.

¡Y esto suponía que posiblemente estuviera esperando varios bebés! Lauren y su marido sospechaban que estaban esperando mellizos o trillizos. Pero ya solo el hecho de que estuvieran esperando varios bebés era muy buena noticia. Habían luchado mucho para ser padres.

Y entonces vino su primer ecografía. El médico miro la pantalla unos segundos y les transmitió una noticia bomba…

Facebook

El médico dijo tranquilamente: ”He contado hasta cinco bebés ahí dentro”.

”Es imposible”, pensó Lauren.

El médico miró a la pareja y continuó.

”¡Esperad un momento!”, dijo el doctor. “¡Acabo de encontrar un sexto bebé!”.

Facebook

La posibilidad de tener sextillizos

La aturdida pareja miró a la pantalla en shock. Esa mínima posibilidad de tener sextillizos había ocurrido.

La pareja tuvo que enfrentarse a una difícil decisión: Disminuir el número de bebés o mantenerlos a todos.

La posibilidad de que todos los bebés pudieran sobrevivir durante embarazo era muy pequeña. Dar a luz a sextillizos conlleva un alto riesgo para la mujer.

Houston City Moms Blog

Lauren y David finalmente decidieron darles una oportunidad a todos los bebés.

Sus médicos prometieron hacer lo que estuviera en sus manos para que todo saliera bien y el hospital igualmente trataría de evitar las complicaciones propias de un embarazo de alto riesgo.

Facebook

Parto de sextillizos

Un lunes de mañana, un 23 de abril del 2012, era el día señalado. Lauren estaba en la semana 30. Los bebés nacidos antes de la semana 36 se consideran prematuros.

En total se contabilizaron 35 personas sanitarias del hospital en la sala de parto. Seis enfermeras estaban preparadas para tomar todas las vidas que estaban a punto de venir al mundo.

”Estaba tan nerviosa y excitada al mismo tiempo. Me daba cuenta de que todo era real – y que iba a tener 6 bebés”, cuenta Lauren.

Facebook

En cuatro minutos nacieron los seis bebés.

Andrew, Benjamin, Caroline, Leah, Allison y Levi, que pesaron entre 400 y 900 gramos. 

”Me esperaba no poder ver a todos mis niños hasta el dia siguiente, pero los bebés iban apareciendo ante mis ojos uno a uno y antes de que se los llevaran a la unidad neonatal de cuidados intensivos, pude tocar todos los deditos de mis pequeños, comenta Lauren.

Facebook

Los bebés no estaban lo suficientemente estables como para que pudieran cogerlos sus padres los primeros días.

Alison fue el primer bebé de los seis en estabilizarse. La enfermera tardó seis minutos en quitarle todos los cables para que sus padres pudieran tomarla en brazos.

¡Qué sensación!

Facebook

Dios tenía grandes planes

”Y fue en ese momento, cuando pude tomar a mi bebé, cuando me sentí realmente madre. Madre de seis criaturas… Y ahí me di cuenta de que Dios tenía grandes planes para mí, después de todo”, cuenta Lauren.

Las primeras horas eran cruciales para la vida de los bebés. Los padres estaban por supuesto muy preocupados por las posibles complicaciones que pudieran dar lugar a limitaciones o en el peor de los casos a la muerte.

¡Pero por suerte los seis bebés se fueron estabilizando, lentamente pero de manera segura!

Facebook

Tras varias semanas de cuidados intensivos y mucho amor por parte de las enfermeras de la unidad de neonatales, los padres pudieron llevarse a sus pequeños tesoros a casa.

Cinco de los seis bebés pudieron ir a casa al cumplir los 4 meses de edad. La pequeña Leah se vio obligada a permanecer algunas semanas más en el hospital porque era la que se encontraba en el estado más prematuro al nacer.

Facebook

“Ella se encontraba literalmente enterrada debajo de todos los demás en el útero”, dice Lauren y continúa:

“Ella no obtuvo el flujo nutricional correcto. Y su cerebro no estaba completamente desarrollado”.

Facebook/LaurenPerkins

La familia ha tenido un gran apoyo de sus seres queridos, quienes les ayudaron en los periodos más difíciles e inseguros.

Han recibido donaciones y otro tipo de ayudas, tanto de la familia como de extraños que se emocionaron con este increíble parto.

Lauren naturalmente no pudo dejar de agradecer a todo el personal sanitario por la ayuda ofrecida. Sin ellos los niños nunca hubieran salido hacia adelante.

“Mi médico fue excepcional y le estoy eternamente agradecida. Mi agradecimiento también a todo el personal de la unidad neonatal que han cuidado de nuestros niños hora tras hora, permitiendo que ellos pudieran venir a casa. Muchas de esas personas tienen un lugar especial en nuestros corazones y en nuestra familia”, escribe Lauren.

¡Recientemente Andrew Noah, Benjamin Luke, Caroline Grace, Leah Michelle, Allison Kate y Levi Thomas cumplieron 6 años! 

La familia se ha acostumbrado a una nueva y agitada vida – donde siempre hay muchísimo que hacer.

Facebook

Cómo vivir con sextillizos

“Lo llamo caos medio controlado”, dice Lauren, de 33 años a Today y continua: 

“Tuvimos que ser mucho más estructurados y organizados, especialmente durante el primer año”.

Facebook/LaurenPerkins

Actualmente los chicos– Andrew, Benjamin och Levi – y sus dos hijas – Allison och Caroline – se encuentran perfectamente.

Su hija Leah todavía lo tiene complicado por su lesión cerebral. Seguramente deberá estar bajo el cuidado de sus padres durante un largo periodo de tiempo.

Pero al igual que sus otros hermanos ya ha empezado a ir a la escuela:

“Ella va a preescolar para niños con discapacidades. Pero siempre da el 100 por ciento y ríe todo el tiempo. Ella es nuestro rayo del sol! ” dice Lauren.

Facebook/DavidPerkins

¡Que maravillosa familia y que viaje tan increíble el que han realizado!

¡Les deseamos a los sextillizos Perkins lo mejor en el futuro y esperamos volver a verlos en unos años!

Dale a me gusta y comparte si a ti también te gusta su historia y te ha llegado al corazón.