Trágicas noticias sobre mujer con síndrome de Down que trabajó en McDonald’s durante 32 años

Para algunas personas, trabajar en McDonald’s no es una cosa grande, pero para Freia significaba el mundo.

Como Freia padecía síndrome de Down, algunas personas dudaban que ella pudiera trabajar y ganarse la vida por su cuenta.

Pero en 1984, cuando Freia tenía 20 años, ella tuvo la oportunidad de trabajar  un McDonald’s en Needham. Durante los siguientes 32 años, ella fue la responsable de la estación de patatas fritas en este McDonalds y fue muy apreciada por la gente de la comunidad de Needham.

Lamentablemente, Freia murió el 30 de abril de 2019, según CBS

El 18 de junio se celebrará un servicio en conmemoración de Freia A. David en la funeraria George F. Doherty & Son en Needham, donde sus amigos, familiares y miembros de la comunidad están invitados, según su obituario de Legacy.

Foto: Facebook

Freia nació y se crió en Needham, Massachusetts, y se mudó a la residencia asistida Charles River Center como adulta.

Desde los 3 años, había ido a clases regulares y, a lo largo de su vida, había recibido ayuda, apoyo y creció como residente del centro en un entorno grupal.

Ella también fue parte de las Olimpiadas Especiales y el centro la ayudó a creer en sí misma y también a hacer contacto con McDonald’s.

Pensaron que Freia estaría cómoda y desempeñaría bien su trabajo en McDonald’s, pero difícilmente podrían haber imaginado que se convertiría en la profesional de servicio al cliente más querida de la ciudad durante más de 30 años.

Foto: Facebook

Durante cuatro horas al día, cinco días a la semana, Freia vertió su corazón y su alma en servir a los clientes en McDonald’s.

“Fue agradable, estoy muy feliz”, declaraba ella para CBS Boston. “Me gustan todos mis amigos aquí”.

Según Anne-Marie Bajwa, que trabajaba en el Charles River Center, Freia fue una de las primeras personas en trabajar en la comunidad.

Pero a la edad de 52 años, Freia decidió que era hora de seguir adelante.

El amor que la comunidad le mostró a Freia en su fiesta de despedida no fue nada en comparación con lo que ella dejó. Y no se merecía menos!

Foto: Facebook

Cuando se retiró, Freia dijo a los periódicos que ella podría relajarse y cuidarse sola.

La familia, los amigos, los colegas, los clientes e incluso los medios locales estaban allí para agradecerle el trabajo de su vida.

Foto: Facebook

Durante la fiesta de despedida, se presentó un certificado en el que se reconoció y agradecieron todos sus logros. Timothy McCoy, uno de los dueños de la franquicia de Needham McDonald’s dijo: “Gracias por tu sonrisa, Freia, tu entusiasmo y tus abrazos”.

Foto: Facebook

“Estamos muy tristes de que se retire, pero muy contentos por el tiempo que pudimos compartir con ella. El McDonald’s de Needham nunca será el mismo sin Freia David”.

Foto: Facebook

Cualquier persona que pase 32 años de su vida en un trabajo merece un reconocimiento. Especialmente si lo dan todo en el día a día. ¡Y Freia es un gran ejemplo de vida!

“Durante 32 años trabajó en el McDonald’s de Needham, donde sirvió espectaculares patatas a la francesa, bromeó con sus compañeros de trabajo y saludó a todos con una sonrisa a diario”, afirma su obituario.

Facebook

¡Comparte la conmovedora historia de Freia con tus amigos y seres queridos! ¡Descansa en paz!