Una niña de 6 años muere inmediatamente después de que el doctor diga que su madre es “paranoica”

A medida que me hago mayor confío menos en los médicos.

Quizá porque he leído historias terribles en internet sobre diagnósticos erróneos o pacientes tratados indebidamente cuando llegaron al hospital.

Y lo peor es que debía sentir lo contrario, ya que necesitaré mayor asistencia médica a medida que me hago mayor.

Podrás comprender entonces lo angustiada que me siento cuando notó algo extraño en mi cuerpo. Que no me den un diagnóstico o que me diagnostiquen de manera erróneo es uno de mis mayores miedos.

Algunas personas han tenido experiencias terribles en el hospital que les han conducido a la muerte…

Hace un tiempo murió una niña de 6 años tras negarla un tratamiento porque había llegado 10 minutos más tarde a la cita con el médico.

Si no te parece de locos, espera hasta que leas esta historia…

Kirsty Ermenekli, de 32 años llevó a su hija Layla-Rosem, de 6 años a urgencias porque la pequeña estaba muy caliente, se quejaba de dolor y se sentía mal.

Facebook/Kirsty Louise Ermenekli

Una vez en el hospital, la hija comenzó con fiebre muy alta y tenía una hematoma en la cadera.

”Parecía que hubiese pasado una eternidad cuando el médico apareció unas horas después” comenta Kirsty.

Finalmente, la hija fue examinada, pero el médico pasó por alto la marca en la cadera porque era un hematoma. ¿Y la fiebre? Era solo una infección de un virus común.
Facebook/Kirsty Louise Ermenekli

El médico mandó de vuelta a su casa a la madre y a la niña.

Pero la pequeña no se sentía mejor. Tan pronto como llegaron a casa, la situación de la niña empeoró. 

Kirsty volvió de nuevo al hospital con su hija. Y ésta murió ocho horas después de llegar al hospital.

La madre ahora ha demandado a los médicos y una investigación se ha abierto en el hospital Royal Oldham.

Facebook/Kirsty Louise Ermenekli

”Me preguntó porque estuvimos sentados en urgencias tanto tiempo y porque nunca se le hizo un análisis. Pero creo que me miraban como si estuviera “paranoica” y los médicos parecían indiferentes. No me dieron ninguna información sobre la situación de mi hija. Deberían haber ayudado mucho antes a mi pequeña” comenta la madre a Daily Mail.

La autopsia de Layla-Rose reveló que murió de meningitis y envenenamiento de la sangre.

Facebook/Kirsty Louise Ermenekli

La investigación interna en el hospital puso en evidencia que había índicos claros de la falta de una adecuada revisión y diagnostico de la paciente.

Layla debía haber visto a un médico a las 9.05, pero hasta las 10.45 no estuvo disponible.

”El médico que atendió a la paciente inicialmente no anotó la marca de hematoma y por lo tanto no estaba documentado en ese momento. Ello dio lugar a que la intoxicación sanguínea no fue detectada durante tres horas y media, y por lo tanto no se pudieron realizar los tratamientos correspondientes” escribe el hospital.

Facebook/Kirsty Louise Ermenekli

A pesar de los muchos “lo sentimos” recibidos por Kirsty, nadie le va a devolver a su hija.

”Nadie conoce a los hijos mejor que sus padres. Ahora estoy más paranoica que nunca. Creía que estaba en las mejores manos”, dice la madre.

¡Descansa en paz, pequeño ángel! 

Facebook/Kirsty Louise Ermenekli

Esta historia nos demuestra lo importante que es confiar en nuestros propios instintos y seguirlos. ¡Tu mejor que nadie sabes lo que sientes!

Debemos confiar en la mayoría de los médicos pero como en todas las carreras profesionales siempre hay algunos que no hacen bien su trabajo. No cedas hasta que no te den la asistencia sanitaria que tú o tu hijo mereceis. 

¡Comparte esta historia para que todos sepamos sobre las consecuencias de un diagnóstico erróneo!